Publicidad

Escribir a lápiz, sin sacapuntas

Un ensayo sobre la educación publicitaria en Centro América.

La Educación publicitaria en los países centroaméricanos.

Aunque el  tema central podría pasar como el trabajo de tesis de un estudiante en alguna universidad de la región, es sorprendente como el tema pasa desapercibido en la mayoría de escuelas de comunicación de estos paises, lo que a mi parecer, solo agudiza más la sitituación a tratar.

Pero para no generalizar, veamos rápidamente el siguiente contexto:

En el triángulo norte de centroamérica (Honduras, Guatemala y El Salvador) reside más de la mitad de la población de toda la región (Aprox. 29mill. De personas según los últimos censos de cada país) Realmente no es una cifra enorme, comparada con la poblaciones de otros países del continente (México, sin ir muy lejos, tiene casi 4 veces más habitantes).

Es una región, sumamente heterogénea, no solo en tradiciones, costumbres, acento, etc. a pesar de estar geográficamente cerca (De Ciudad de Guatemala a San Salvador por Tierra, solo hay 240km. 3-4 hrs manejando). Pero aún con todas las diferencias hay un factor, el cual dentro de lo que me compete señalar, pone en manifiesto la similitud y <unidad> de esta región.

Cómo se educa a un creativo publicitario

Y hasta el día de hoy, la gran mayoría de creativos de la región responderán: <me formé en la experiencia del mundo real>

¿El mundo real?

Bueno, hagamos un recorrido al mundo real en términos precisos y logros del ambiente publicitario de esta región, en todos los países existe una ley que regula las actividades publicitarias (Sobre la libertad de expresión sobre todo, no sobre la práxis del negocio), las agencias más grandes de cada país son representantes de grandes redes (BBDO, Ogilvy, Grey, Lowe, McCann, Y&R), existe en cada una, una asociación  de agencias, una asociación de anunciantes y una gama bastante considerable de medios. Pero hay algo que en todos estos países que queda un poco a la deriva.

¿Será que aún no adivinan?

Para una industria que fácilmente supera los 10 mil puestos de trabajo (Entre diseñadores, creativos, ejecutivas, planners, etc) La oferta de formación en el área, está bastante diluida, Son apenas 3 o 5 escuelas de creativos, específicamente dedicadas a la industria, en toda la región. “Brother” en Panamá y Costa Rica, Animal, la galardonada de Costa Rica, El Recreo en Guatemala , La ECMH en El Salvador y luego, claro, la gran mayoría de universidades que hacen un súper mix de contenidos, clases, talleres y “todo en uno” en carreras como <Téc. en Publicidad> o  <Licenciatura en Comunicaciones integradas de marketing>

La deficiencia de la mayoría de estas carreras, que siguen la tendencia en esta región de <un creativo debe saber de todo>, es justamente eso, enseñan de todo un poco, y cuando ya llegas al mundo real <donde la mayoría aprende> te das cuenta que lo mejor que lograste en la universidad fue crear contactos, mas no a saber completar una orden de trabajo, o trabajar en duplas o células , o redactar/comprender un brief después de la reunión con el cliente.

Irónico, el <Mundo real> es entonces, la mejor escuela.

Pero cuántas marcas realmente permitirán que muchos lleguen a <Aprender>  con ellas, a jugar prueba y error, a ver <Qué se les ocurre>, por que en el mundo real, haber redactado mal un texto, o dejar una capa de margen en el arte final, puede ser la destrucción de una buena reputación, de años de trabajo y posicionamiento, sin embargo, las marcas en la región, corren ese riesgo, al apoyar poco, o casi nula, la educación de los creativos que trabajan con su marca.

Con lo anterior, es fácil decir que en centroamérica, la mejor formación en creatividad, existe hasta llegar al mundo real, y que la educación del Creativo, diseñador o planner, no es responsabilidad del cliente o la marca con la que trabaja, es responsabilidad de la agencia, quienes deberían interceder mucho más en el ámbito académico y contar con una participación más presencial en la formación de los futuros y actuales creativos, generar convenios con universidades, y estar ávidos de reclutar a los talentos promesa para, aunque sea, tengan una temporada de <trainees> fructífera y provechosa.

O realizar más convenciones, lograr becas de patrocinio en el extranjero en conjunto con los mismos clientes y marcas, lograr llegar a más personas en los festivales anuales de publicidad y crear programas de formación continua para que siempre exista la oportunidad de aprender algo nuevo y productivo.

Sentenciando, no otorgar la importancia necesaria en la educación para los creativos, es como escribir a lápiz, sin un sacapuntas.

AUTOR

Emmanuel Nájera

Copy, Audiovisual y Músico. 9 años trabajando en ambientes creativos, audiovisuales, medios de comunicación y docente en Universidades de El Salvador.www.wordpress.com/miapellidoesnajerawww.soundcloud.com/najerae

Colaborador invitado

Colaborador invitado

Sigue a Colaborador invitado en:

Artículos relacionados

Close
Close