Open MKT

¿Estudias marketing? Considera ser un mercadólogo barato

En el poco tiempo que llevo en el campo laboral del marketing he tenido la oportunidad de cruzar palabras con colegas y futuros colegas, en persona y a través de las redes, cada uno tiene una perspectiva del área profesional, su enfoque y una anécdota que contamos a medias como secretillo de carrera profesional.

La experiencia definitivamente no está vinculada con la edad y el camino para lograr metas es tan distinto que difícilmente podría funcionar la misma ruta para dos personas diferentes. El punto es que ya seas recién egresado, estés en crecimiento profesional, seas emprendedor, seas un afamado sénior de agencia o cualquiera que sea tu etapa profesional en la mercadotecnia, te habrás dado cuenta o te darás, de algunas verdades evidentes sobre la carrera que decidimos tomar como campo de estudio.

Este articuló lo redacte pensando en aquellos que les intriga la mercadotecnia pero no tienen muy claro por donde empieza ni por donde termina y para quienes están en proceso de hacerse de un grado en esta materia. De todas formas gracias por leerlo y compartir tu opinión.

La merca que te enseñan en la universidad es la mercadotecnia de hace 10 años.

Todo lo aprendido en el colegio fue aplicado por grandes o macro empresas de hace una década o mucho más, con presupuestos magnánimos, para productos cuidadosamente planeados, los medios tradicionales eran sus únicos aliados y había un abismo al hablar de cómo medir su eficiencia.

Varios de los ejemplos en clase trataban de Coca-Cola, Heineken, Apple, McDonalds, Nike o alguna de estas empresas que tienen un departamento inmenso dedicado al marketing, el mayor exponente de la materia es Estados Unidos y antes de cualquier prueba de producto es impensable no realizar un estudio de mercado.

Nos enseñaron a elaborar un plan de publicidad ocupando un abanico de medios para llegar al target que al final no sabías como medir el impacto de un espectacular.

Toda la chamba está en la Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara en el caso de México, en otros países, seguro que pasa igual, el punto es que si deseas aspirar a un buen empleo tendrás que considerar residir en alguna zona capitalina o de grandes metrópolis.

Hace tres días conocí a un grupo de futuros mercadólogos del tercer semestre de la licenciatura de la universidad de la que egresé, al preguntarles si conocían o estaban familiarizados con el marketing digital, se quedaron callados, me preocupo un poco pero me tomé unos minutos para darles un consejillo y les platiqué algo maso menos así…

Hoy en día debemos convertirnos en mercadologos baratos, solo es un término no me mal interpreten, con barato me refiero a hacer más con menos, desgraciadamente o afortunadamente (depende de donde lo veas) la oferta de empleo no es proporcional a la demanda y es sumamente difícil emplearse para una gran corporación como las que mencione, hay muchas más posibilidades de que una pyme confíe en ti y ponga a tu responsabilidad su estrategia de comercialización mas no todos sus recursos, no habrá tanto tiempo ni dinero para ejecutar todas las estrategias de investigación que aprendiste en la escuela, mucho menos contratar los medios de publicidad que siempre contemplaste en tus proyectos escolares, la renta de un espectacular podría ser en ocasiones todo el presupuesto de arranque de una microempresa.

Seguro que te enseñaron a ser creativo a la hora de diseñar la mejor estrategia de promoción pero no aprendiste cómo medir su impacto, hoy día, estrategia que no se mide no sirve, varios minutos de una charla interesante y con una sesión de preguntas (me hicieron sentir un experto, pero no, simplemente les compartí lo que sabía y que podría interesarles) termine con la respuesta a la pregunta que hice al principio. Les hable del marketing digital y de como existían herramientas poderosas que nos ayudaban en nuestro trabajo, que son medibles y muy efectivas, pero el último consejo fue una invitación a emprender con lo mucho o poco que supieran, porque la merca no se trataba de años de experiencia si no de atreverse a aprender sobre la marcha, que no se detuvieran a buscar perfección en su producto, que fueran creativos para generar más con lo poco disponible y por supuesto que hagan alianza con el Internet.

Que aspirar a una vacante en la gran ciudad o en una gigantesca corporación no era la única opción ni era la más fácil, los invite a poner a trabajar el dinero y sus ideas con pasos pequeños y convertirlas en cosas grandes.

Eso es ser un “mercadólogo barato” y considero que serlo te abrirá más puertas que elogiarte a ti mismo de que conoces las tarifas de contratación de minutos en tv nacional para un plan de publicidad de una marca multinacional.

 

Imagen cortesía de iStock

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close