Publicidad

Lunes de procesos

Todos sabemos que los lunes son días difíciles, arranca la semana y hay que volver a ponerse con lo que dejamos el viernes al cerrar la puerta de la agencia para irnos a casa. Los lunes son puñeteros y el de publicitaria on the brief no podía ser menos.

Póngamos en situación, 9:05 am antes de poder prepararte el primer café matutino la directora de cuentas te coge por banda para indicarte que te pongas en contacto con una empresa “E” para que se encarguen del proyecto para uno de los clientes de la agencia. Sin más información, allá te sientas por fin con tu taza de café de la mano para ponerte manos a la obra. Redactas el e-mail y lo envías a la persona que tu jefa de cuentas te dijo. Media hora más tarde te llega su respuesta indicándote que redactes el texto en inglés porque obviamente es el idioma internacional y es la forma de estar seguros de que el briefing se entienda. Very well! Done! Traduces el texto, vuelves a cargar las imágenes adjuntas una a una, que pesan lo suyo, y por segunda vez ahí le va el E-mail.

Una hora más tarde, cuando sales de la reunión con los creativos sobre la nueva estrategia del mayor cliente de la agencia miras tu correo electrónico y ¡Houston, tenemos un problema! Ahora resulta que hay que enviarle el mismo E-Mail a una lista de doce personas que trabajarán en dicho proyecto. ¿No saben que existen las listas de distribución?

Tercera vez que te pones a redactar el texto de nuevo sintiéndote copywriter por un día, con el café frío en la taza con el asa rota que te regalaron cuando ganaste tu primer pitch. ¡3, 2, 1…enviado! Te olvidas del tema durante el resto del lunes hasta que al final del día, la persona a la que enviaste el primer correo electrónico te responde para decirte que ya que te pones, podrías traducir el briefing y así ella se ahorra tener que reunirse con otro equipo que pueda prepararlo en italiano. Ahí te acuerdas de esa gran película de los Hermos Marx, titulada “Una noche en la ópera” con un Groucho que lo dice todo sin explicar nada:

– Haga el favor de poner atención en la primera cláusula porque es muy importante. Dice que… la parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte. ¿Qué tal, está muy bien, eh?
– No, eso no está bien. Quisiera volver a oírlo.
– Dice que… la parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte.
– Esta vez creo que suena mejor.

…y decides que al carajo, terminas antes si lo haces tú misma y encima la agencia reduce costes externos; todo son ventajas.

2015-12-07 19.09.31 (2)

Imagen de portada cortesía de iStock

Esther Patrocinio Sánchez

Lic. en Publicidad y Relaciones Públicas (Universidad Rey Juan Carlos). Corresponsal de mundospanish.com, destinoalemania.com y funk-radio.com en Múnich, Bloggerin, profesora de ELE, Account Manager y cuando el tiempo lo permite cazadora de letras perdidas.
Sígueme en twitter: @epatrocinio

Sigue a Esther Patrocinio Sánchez en:

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close