Publicidad

Cosas que debes hacer para que tu agencia fracase

Normalmente escribo acerca de cómo lograr alcanzar ciertos objetivos en nuestra industria, siempre trato de impulsar a que tengamos un mejor entorno profesional pero esta vez es diferente. L a mayoría del tiempo nos enfocamos en cómo hacer que nuestras ideas sean valoradas al igual que buscamos la forma en cómo volvernos rentables, pero muy pocas veces volteamos a ver qué estamos haciendo mal y aún peor, no nos enfocamos en cómo resolverlas.

El día de hoy hablemos de manera objetiva, si el negocio no está funcionando es en su mayor parte por responsabilidad nuestra; requerimos darnos una mirada introspectiva para actuar en todo lo que nos pudiese estar afectando. Sin tantos rodeos vamos directo al grano:

  1. Soberbia: En verdad esto no hace falta en ninguna parte, me he encontrado con muchas personas que por trabajar en la industria creativa se sienten hechos por encima de los mortales que se dedican a otra profesión; la humildad es la base de toda acción, esto puede costarte perder clientes por no tratarles con el respeto que merecen y de la misma forma en la agencia puede ser muy caro el precio que debas pagar, recuerda que aquí no hay nadie mejor que otro. Si estás al frente del negocio entonces es peor porque un verdadero líder es aquel que mira por los demás antes que ver por sí mismo.
  2. Agenciacentrismo: Puedes decirme que es igual al punto pasado pero no es así; aquí hablamos de creer que tu agencia es la mejor y por ello no te permites aceptar las críticas benéficas, creemos muchas veces que nuestra idea es la mejor y perdemos la objetividad de entender a nuestro mercado por estar enfocados en lo buenos que somos. Recuerda que eres un servicio que cubre una necesidad y ya no más, eres tan necesario como las otras 1000 agencias que están allá fuera.
  3. Profesionalización: Muchos sufrimos con esto en algún punto de nuestra vida, tenemos ideas dignas de un premio nobel pero no las hacemos realidad; de nada sirve que le hables a tu cliente de las maravillas celestiales que eres capaz de realizar sino lo conviertes en algo tangible, suele ser un problema muy notable entre nosotros porque muchas veces perdemos la realidad de nuestro alcance vs nuestros objetivos, debes ser coherente entre las necesidades de tu cliente y tu trabajo.
  4. Equipo: Este es un punto que estoy sufriendo en lo personal y me permito compartirles para que no caigan en esto y si ya les está pasando entonces seguramente se sentirán identificados. Debes rodearte de personas con mayores capacidades que las tuyas, que tengan características resolutivas y te empujen a ofrecer lo mejor de ti, si ellos crecen entonces tú también creces y si no es así entonces se convierten en un gran dolor de cabeza y pueden ser factores determinantes en tus procesos internos, requieres gente que tenga la misma hambre que tú tienes cada mañana al levantarte, que mire el potencial de tu agencia como si fuera de ellos porque al final esa es la verdad, una agencia sin gente capaz solo es un lugar con un nombre que vende lo mismo que vende cualquiera.
  5. No hay clientes pequeños: muchas agencias dejan a muchos clientes porque no son lo que ellos buscan, están buscando clientes grandes ¡claro que todos queremos esos clientes! Pero antes de llegar a ser las grandes marcas que son hoy también comenzaron desde abajo con presupuestos muy pequeños, estos son los clientes que también requieren de nuestro trabajo para llegar a ser esas marcas tan importantes mañana, te aseguro que si caminas con ellos de la mano en un futuro también crecerás a su lado, dale a cada cliente el valor que merecen.

Si te sentiste identificado con alguno de estos puntos creo que es momento de mirar en serio qué está sucediendo, es momento de actuar. También si tienes algo que agregar no dudes en comentarlo bajo el hashtag #CosasQueDebesHacerParaQueTuAgenciaFracase, ya que eso podría ayudarnos a identificar otros problemas que hoy no nos permiten llegar a ser la agencia que siempre hemos querido ser.

Artículos relacionados

2 Comments

    1. Yo también creo que es uno de los eslabones más débiles de la cadena, no tener humildad de entrada no te permite aceptar las críticas de los demás, por cierto gracias por leerme, saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close