ComunicaciónPublicidad

El español en la publicidad

Por estos días la RAE abrió un debate interesante sobre el español en la publicidad y cuyo objetivo principal es «invasión del inglés en este campo».

Colombia, un país colonizado y conquistado por españoles, habla mejor el español incluso que ellos mismos. Si bien es cierto tenemos términos rebuscados como los tiene cada país, nosotros intentamos y nos esforzamos por respetar nuestro idioma en cualquier comunicado publicitario, partiendo de la ortografía misma.

Redactores, correctores de estilo, narradores, escritores, conceptualizadores, creadores de contenidos, periodistas, comunicadores y demás palabras que nombran lo que abarca un ‘copy’ creativo, siempre tenemos en cuenta que la publicidad va dirigida a ciertos segmentos que hablan inglés y que les suena más “pro” ser “the best” que ser el mejor.

Obviamente hay una mezcla de intereses que no respetan la idea principal en un principio, por ejemplo:

  • Últimamente todos los clientes quieren “innovar” cosa que se ha convertido en una copia barata al decir: ¿no te parece que “felicidad” está muy trillado?, ¿qué tal si le ponemos ‘happiness’?
  • El ejecutivo siempre estará de parte del cliente así que asentará con la cabeza y no dirá nada más.
  • El ‘copy’ en cambio gritará de histeria, impartirá sus argumentos y al final se morderá la lengua “porque así lo quiere el cliente”.
  • El ‘planner’ por otro lado dice que en el target es bien recibido el término en inglés.
  • El diseñador ni lee la palabra, solo la ubica estratégicamente y busca fuentes “bonitas”.

Y así todo se convierte en una gran “clientada”.

En nuestra defensa, pienso que la mezcla de idiomas no debe ser un problema a la hora de comunicar algo, siempre y cuando valga la pena. El español debe preponderar sobre cualquier término porque igual si queremos que el mensaje sea masivo, debe estar en el idioma nativo, pues en Colombia se tiene pensado para el 2018 que apenas el 8% de los bachilleres sean bilingües; pero si les hablan de LMAO, Facebook, Messenger, Twitter, OMG, lo entienden con claridad.

Para mi concepto, deberíamos regular más los contenidos en inglés, pero también considero que no hay nada más importante que empezar por escribir bien el español para luego si incursionar en otro idioma, basta de no usar los signos que abren las preguntas o las exclamaciones, no más al uso de los puntos seguidos sin nada que los complete o cerrándolos con algún otro signo. Ojo con las tildes, son demasiado importantes para hacer entender nuestro mensaje, las mayúsculas y las siglas también las llevan.

Aquí les dejo un fragmento del simposio:

«No cabe duda de que el inglés es una de las grandes lenguas de comunicación y de cultura de nuestro mundo y que, en materia científica, numerosos anglicismos han completado y perfeccionan el espacio lexicográfico del español. Sin embargo, también es cierto que en muchos ámbitos —la vida ordinaria, la tecnología, la publicidad— se está produciendo una innecesaria y creciente invasión del inglés, tanto en términos crudos como en raros anglicismos, que en la mayoría de las ocasiones solo sirven como elemento de confusión y corrupción idiomática».

¿Será que las generaciones futuras a la final terminarán por deteriorar más el español y lo combinarán con palabras en inglés, sin antes buscar cual es la opción en español? ¿Será que la publicidad jugará un papel importante en este tema? ¿Qué piensan ustedes?

Aquí más información del simposio:

http://www.rae.es/noticias/se-habla-espanol-en-la-publicidad#sthash.VhrxNbCD.VLPleqGz.dpuf

Imagen cortesía de iStock

Ana María Ávila Suárez

Publicista, redactora, amante de los gatos, metalera y fiel librepensadora. Amo lo que hago y me adapto fácilmente. Tw: @ani_mustaine Inst: @animustaine Behance: anamariaavila.

Sigue a Ana María Ávila Suárez en:

Artículos relacionados

Close
Close