Publicidad

El trabajo de tus sueños

Un edificio gigante, moderno, tecnológico y una recepcionista sonriente que te pide una identificación es el primer encuentro con lo que esperarías de una entrevista. Millones de sensaciones te invaden y hasta sientes ganas de vomitar.

Tranquilo, es normal, a todos nos pasa.

Antes de presentarnos a una entrevista, todos empezamos a pensar en el trabajo de nuestros sueños, sin importar la cantidad de horas que pasemos en él, sino diciéndole a todos: trabajo en una de las multinacionales más grandes de publicidad a nivel mundial… ¡Qué engaño!

Si tan solo entendiéramos desde la universidad que el trabajo perfecto es hacer lo que nos gusta y tener en cuenta que tenemos una vida fuera de él, que respete nuestra labor, la valore y nos premie por esforzarnos al máximo haciendo lo que amamos, todo sería diferente.

En este momento en Colombia está pasando una gran “revelación” en cuanto a los empleos para publicistas, hablo de Colombia porque no sé si en otros países esté sucediendo, pero supongo que sí.

Despidos masivos, surgimiento de nuevas micro agencias digitales y de eventos, mini agencias creativas que venden ideas a un muy bajo costo, venta de estrategias a modo “freelance”, dependencia a un equipo de trabajo, independencia para ser dueño de su tiempo, entre muchas oras cosas, están haciendo enloquecer a las grandes compañías que tienen nombres de famosos publicistas.

Ahora crean micro agencias con nombres que ni siquiera se relacionan con ellos para licitar doble vez o simplemente “preservar” la exclusividad de sus clientes y así poder trabajar con más de 5 marcas de un mismo segmento.

Todo eso hace devaluar a la industria, ya no pagan lo que una persona profesional y Senior, que lleva trabajando años en esto merece, sino que ahora gana lo que a penas pueden pagarle.

Para los recién graduados, la publicidad es un monstruo que quieren tomar por los cachos, pero no es tan fácil, hay que escalar poco a poco pero sin regalar su trabajo, porque al hacerlo, están perjudicando a los que llevan años en esto y lo peor, renunciando al mes porque no fueron capaces de dar lo que se esperaba: ideas de premio a costo de huevo.

Así que chicos, el trabajo de sus sueños existe, pero hay que construirlo y empezar desde abajo para valorar cada día lo que están creando con su vida y su profesión, los nervios de cada entrevista son solo el principio de un gran camino que se avecina, apréndanlo a recorrer viviendo el presente y disfrutando su juventud, aún queda mucho por vivir como para desear estar desde ya en la cima y sin saber nada.

Feliz martes 😀

Imagen cortesía de iStock

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close