ComunicaciónMarketing

¿Eres un líder o un jefe?

Hace muchos años mi padre me hizo esa pregunta y como era muy joven y sin experiencia respondí que un jefe, luego de su respectiva risa procedió a explicarme que la vida no es algo que se puede ver en blanco y negro y que debería conocer más al personal con el que trabajo. La conversación se extendió y aun cuando él me explicó y entendí en forma muy clara lo que es ser líder y jefe, en la práctica estos principios no me fueron fáciles de implementar.

Pasarían un par de años para que lograra concienciar la forma de dirigir un equipo de personas de manera humana, técnica y equilibrada.

Si bien es cierto que para lograr una dirección técnica que genere resultados en una organización no hay recetas irrefutables -ya que depende del tipo de empresa, del país, la ciudad, el gerente, la cultura-también es verdad que hay unos secretos que pueden ayudarnos. Recuerda siempre que las organizaciones dependen de las personas y no solo de los procesos.

Las súper organizaciones dependen de buenos procesos, de estructura, de que los cargos funcionen como reloj, pero ¿qué hay antes y después de todo esto?, la respuesta es personas. Antes de un proceso está una persona que técnicamente define como hacer algo, obviamente luego del proceso, ya sea para la implementación o la aplicación del mismo tenemos gente. Esta gente es un conjunto de sentimientos, acciones, problemas, con poder de raciocinio, con su propia identidad y poder de influir sobre las otras identidades, ésta es la parte compleja. El trabajo con la gente desde el punto de vista de líder, jefe, estratega y mentor está en:

1 – Dar motivos

Los motivos son internos y deberían salir de la persona, pero en la vida organizacional el líder deberá generar una visión que comprometa, que integre y que me permita identificarse , igualmente con la misión. Estos temas de filosofía empresarial son muy importantes no solo para pasar las certificaciones de calidad, sino para generar el primer momento de encuentro entre el colaborador (trabajador) y la empresa.

2 – Valores Compartidos

Los valores son fundamentales y la organización debería sintonizar entre los propios y los de los colaboradores, no es bueno buscar palabras rimbombantes o muy bonitas que nos hagan parecer buenos pero en la vida real vivir otros valores diferentes que hagan la situación del colaborador desastrosa.

3 – Orgullo de trabajar en este lugar

Los colaboradores deben saber que son valiosos y que usted los respeta, esto exige que usted cumpla las cosas que la organización ofertó “para bien y para mal” si el reglamento interno dice que por 5 faltas injustificadas se despide a las personas, pues esto, aun cuando sea muy duro sobre todo con colaboradores cuyo rendimiento está en el nivel superior, se deberá cumplir, de igual forma para felicitar o premiar.

4 – Equipo de trabajo

A nadie le gusta trabajar en una empresa donde unos se sacrifican y otros son felices sin hacer nada, genere estructuras de trabajo donde todos participen, si usted es un ben jefe – líder apoyará a su gente en las tareas operativas sin caer en la exageración.

5 – Familia, aliado estratégico

La familia de los trabajadores son una gran motivación de sus colaboradores por lo que usted deberá involucrarlos de manera creativa sobre todo en los festejos, recuerde que no es lo mismo que sus empleados madruguen y reciban el discurso de “para qué trabajas en ese lugar si ni te pagan a tiempo” a que le digan “despierta amor, tienes que ir temprano a trabajar”.

6 – Desarrollo de las personas

Busque que sus colaboradores crezcan en todos los sentidos, que tengan mejores ingresos, mejores cargos, mayores conocimientos, prefiera 5 colaboradores orgullosos y desarrollados a 10 desesperados por ir a trabajar en cualquier otro lugar.

7- Imagen corporativa

Conozco muy pocas organizaciones que saben generar una imagen corporativa con sus propios colaboradores, cada imagen que usted desarrolle para la empresa intégrela con sus colaboradores, que sean los trabajadores en fotos la mejor prueba de que su producto es bueno.

Luego de esto nadie le preguntará si es líder o jefe, todos sabrán lo que es usted y cuánto ha inspirado a su organización y por ende a su comunidad.

Imagen cortesía de iStock


Ricardo Efraín Ortega Vargas

Consultor y facilitador Internacional con más de 15 años de experiencia, creador de la metodología ROV para la Formación de Equipos de alto Desempeño. Instructor permanente en charlas de Motivación, Desarrollo Organizacional y Cursos especializados en Talento Humano. Escritor de libros y artículos de Talento humano, ventas y motivación. Contactos a [email protected]

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close