Publicidad

Juzgando libros por sus tapas

En épocas pretéritas, sobre todo en los años 70 y 80, quienes deseábamos leer pero no teníamos dinero para comprar libros nuevos contábamos, al menos en Buenos Aires, con las innumerables librerías de ejemplares usados. De hecho, la fantástica novela “El nombre de la rosa”, de Umberto Eco, comienza en uno de estos establecimientos.

En las mesas y estantes de los locales se podía encontrar de todo, pero había una serie de libros que se destacaba a simple vista: los libros de bolsillo de Alianza Editorial. No me refiero solo a los títulos que publicaba esta editorial española (aunque entre ellos había maravillas como los cuentos de Lovecraft) sino, y principalmente, a las tapas de esos libros. Cada una de ellas tenía un diseño poderoso que llamaba la atención de inmediato. Era inevitable, sobre todo para aquellos interesados en diseño, saber quién o quiénes eran responsables, y la respuesta era siempre la misma: un tal Daniel Gil.

Gil nació en Santander, España, en 1930 y murió en 2004. En el medio hizo de todo. Estudió Bellas Artes, primero en Santander y luego en Madrid, y más tarde cursó Diseño en la Escuela de Ulm, en Alemania. Cuando volvió a España en 1959, se puso a diseñar tapas de discos para el sello Hispavox, donde trabajó durante siete años. En ese momento su camino se cruzó con el de la Editorial Alianza, fundada por José Ortega Spottorno (hijo de Ortega y Gasset) en 1966 con la colaboración de Javier Salinas, encargado de la edición de libros de ficción. Salinas había sido testigo de la popularidad de los libros de bolsillo en sus viajes por Francia y Gran Bretaña, e insistió para que Alianza tuviera la suya, que terminó siendo la primera gran colección de libros de bolsillo en español, con una enorme cantidad de títulos de todos los géneros y épocas, y a un precio muy conveniente.

Ese mismo año, Daniel Gil empezó a trabajar para la editorial: diseñó la tapa de “Unas lecciones de metafísica” de Ortega y Gasset. Fue la primera de las 4.000 (CUATRO MIL) portadas que haría, distribuidas en tres colecciones a lo largo de 25 años. Hasta ese momento, los lectores estaban acostumbrados a los libros encuadernados en piel y adornados con ilustraciones; Gil cambió todo y, de hecho, cambiaba todo de libro en libro: el diseño, la tipografía y, terrible “pecado”, la ubicación del logo de la editorial. Usaba fotografías, collages, dibujos, tramas, básicamente cualquier cosa que le sirviera para representar el contenido de cada libro. Se dice que todos los domingos se iba al Rastro, el célebre mercado de pulgas madrileño, a buscar objetos raros. Cuando encontraba alguno interesante, lo compraba, lo fotografiaba y empezaba a experimentar hasta que le descubría utilidad para una tapa.

Antes de Daniel Gil, el diseño de las colecciones de libros consistía en elegir una imagen y una tipografía para luego repetirlas hasta el cansancio. Muchos afirman que fue su trabajo el que renovó por completo el panorama del diseño editorial en España, e incluso del diseño en general. Gil trabajó en Alianza hasta que esta fue adquirida por la Editorial Anaya; el diseñador temió el fin de la inmensa libertad creativa con la que contaba, y por eso comenzó a trabajar en forma independiente. Entre otros clientes, lo hizo para las editoriales Euros y Mondadori.

Como reconocimiento tal vez tardío a su monumental obra, hoy existen los Premios Daniel Gil de Diseño Editorial, que otorga la revista de diseño y comunicación Visual. Y también existe un libro, “Daniel Gil, los mil rostros del libro”, escrito por José Manuel Ruiz Martínez. En 2006 se cumplieron 40 años de la fundación de Alianza Editorial; por ese motivo se editó una selección de títulos de su colección de libros de bolsillo, en tapa dura y con las cubiertas originales de Daniel Gil. Linda oportunidad para que aquellos que no lo conocen recorran sus miles de creaciones. Esas que, aún hoy y por suerte, siguen expuestas en las librerías de usados.

Si desean asomarse un poco más a la obra de Daniel Gil, esta bonita página de Flickr muestra 938 de sus portadas. Que las disfruten: flickr.com/photos/alwayschapas/sets/72157608174037177

 (Fuentes: graffica.info, ahmagazine.es, Wikipedia)

Lovecraft La Metamorfosis Garcilaso Cosecha Roja Conrad

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close