Creatividad

Kaku – La Piedra

El distraído tropezó con ella
El violento la utilizó como proyectil
El emprendedor construyó con ella
El campesino cansado la utilizó de asiento
David la utilizó para matar a Goliat
Michel Ángelo sacó de ella la más bella de las esculturas.

Autor desconocido*

Marcar la diferencia es del hombre; sólo es cuestión de creerlo.

La creatividad depende de nosotros. Somos los artífices de nuestro éxito o creadores de nuestro fracaso. La innovación en los procesos depende única y exclusivamente de la identificación de necesidades relevantes en nuestros clientes. Observar a cada uno de ellos es fácil, pero saber implementar una idea para que sea un éxito, es complejo.

La creatividad viene acompañada de la disciplina, la constancia y el amor por hacer las cosas. Por eso es que los emprendedores construyen un emporio con cada piedra que se encuentran en el camino; y es por una sencilla razón: su esquema mental hace que no la vean como una amenaza, sino como una oportunidad que debe ser aprovechada.

Una piedra es un elemento de la naturaleza que pasa desapercibida para la mayoría de personas. Pero, para aquellos que tienen hambre de crear, es sólo un material con el cual se esculpe su obra más perfecta. Esa misma piedra es la que ha llevado a escasas empresas a salir de su anonimato y utilizar su apetito voraz para atraparla y cincelar paso a paso su exclusiva experiencia en el servicio. Esa misma piedra, que a muchos tropieza, ha sido el elemento diferenciador que pequeñas compañías han sabido explotar para convertirse en reinas de su categoría y líderes absolutos.

“KAKU LA PIEDRA” es un punto de partida para crear y/o replantear muchas cosas de las que a causa de la rutina pasamos por obvio. Y tú, ¿QUÉ HARÍAS CON UNA PIEDRA?”

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close