Diseño

Las buenas ideas nacen con papel y lápiz

Durante los 17 años que conforman mi formación (Educativa y Profesional) pude darme cuenta que uno de los más grandes errores que puede cometer una persona es el de no equivocarse, puede que suene muy a frase de auto superación, pero a la hora de dejar plasmados los pensamientos en una campaña o en un producto es necesario superar un proceso de creación que poco a poco conllevará al desarrollo de un discurso propicio y bien ejecutado.

Hablando desde un enfoque gráfico, considero profundamente que los computadores no son las “Herramientas Definitivas” donde simplemente surgirán productos de una calidad impecable con solo trabajar unas cuantas horas, yo soy un diseñador que le gusta pensar que para esta clase de casos es necesario pasar por la sensación de tomar un lápiz y trazar correctamente tus ideas, según tus gustos, con tus ademanes característicos, para poder tener el gozo de equivocarte y estructurar las ideas y los trazos cuantas veces sea necesario para que cuando el momento de digitalizar llegue, todo esté perfectamente claro y la fase final de la construcción del producto visual sea realmente la definitiva.

Alguna vez leí un artículo que decía: “Una gran ejecución no salva una mala idea”, frase que aplica en este caso, pues si la idea –o el producto-  es mala, quiere decir que no se pensó y no se trabajó lo suficiente como para pulirla completamente hasta poder exprimir el máximo de su potencial. Algo similar me sucedió en mi último trabajo de agencia, donde una de mis compañeras diseñadoras no era capaz de superar la ilustración más allá del llamado “Flat Design”, no estoy criticando este estilo, pues bien implementado es bastante atractivo, lo que quiero es hacer referencia a que no era capaz de trabajar con formas orgánicas pues no podía ir más allá de lo que una herramienta digital podía brindar, y sí, trabajábamos con mouse.

Quiero que este artículo quede como una invitación a creer que la tecnología no es la solución a todo, nuestro cerebro transmite mejor las ideas en medios análogos, de donde pueden trasladarse y evolucionar en los medios digitales.

Imagen cortesía de iStock

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close