Publicidad

Lo que los jefes hacen mal. Edición: Redes Sociales

Todos sabemos que agregar a tu jefe en Facebook o subir tu foto en tangas por Linkedin cuenta como algo que estás haciendo muy mal, pero esta vez quiero referirme a algo totalmente diferente, una especie de “lo que sabes que está mal y aún lo sigues haciendo porque tu jefe es quien manda y todavía no posees la suficiente autoridad para debatirle aunque tengas argumentos válidos”, y justamente por eso no lo titule así.

Actualmente mi perfil personal lo tengo un poco a la deriva, típico de los community managers que gestionan contenido para otros y lo propio lo tienen a la buena del señor, sin embargo, no soy community -que es peor- soy comunicadora corporativa.

Llevar comunicaciones efectivas no es tan sencillo como se pudiese llegar a pensar, en las empresas las relaciones comunicacionales no se limitan a la exposición de información vital, sino que la necesidad de fomentar comunicación entre personal, públicos y ahora la gestión en las redes sociales, han hecho que algunas empresas crean que mientras más publicas mejor informas y de ahí nace uno de los más grandes errores de todos los tiempos.

Cuando las cosas se salen de control

Una cosa es que muchos de nosotros no tengamos idea de cómo se maneje Hootsuite, o cómo hacer para posicionar una lading page y otra muy distinta es cuando la empresa para la que trabajas no sabe para qué sirven las redes sociales en pleno 2016.

Mi jefe no sabe que es un KPI (indicador clave de desempeño) y aun así  considera que implantó una estrategia de redes sociales en las cuentas oficiales de la marca, ahora bien, ¿hasta donde podemos trabajar a ciegas en un mundo que cada día crece, nos brinda beneficios y se adelanta en el tiempo en relación al universo offline?

Señales que te muestran que algo no va bien

La carencia de planificación, estrategia y seguimiento hacen que lo que una vez funcionó deje de hacerlo. El chiste del día para mí fue escuchar la siguiente frase: “basé mi estrategia en demostrar que detrás de cada post hay un ser humano y no un robot”, y es cierto, es un buen punto de enfoque dentro de una estrategia, sin embargo, al corroborar lo dicho, esos “post humanizados” resultaron ser los mismos para tres redes sociales diferentes publicados a la misma hora (facepalm).

Cuando veas cuentas o perfiles que estén  incompletos y mal optimizados, quien los maneja o gestiona no está calificado o trabaja sin ninguna estrategia, solo publica publicidad de sus productos o servicios todo el tiempo, no interactúa con su público ni responde comentarios, publica en exceso o no publica regularmente, están en todas las redes sociales –sin necesidad-, publica el mismo contenido para varias redes sociales o simplemente lo publica a la misma hora en todas las redes sociales, no conoce el lenguaje en cada red, no estudia a la competencia y sus redes, no interactúa con las demás empresas o la línea gráfica es un desastre, es casi seguro que las pérdidas sean cuantiosas -en beneficios y dinero-.

Puede que huir te parezca cobarde, pero si trabajas en comunicaciones corporativas y tu entorno se encuentra bajo ese panorama tu trabajo simplemente no brillará – sé que pensarás que soy egoísta- pero lamentablemente en Latinoamérica, muchas empresas optan por contratar recién graduados, pasantes o becarios o inexpertos en el área para que realicen labores de hasta tres departamentos diferentes con el propósito de ahorrarse algún dinerito, mismo pierde por no entender la importancia de las comunicaciones y el Social Media.

Rompamos el vidrio de emergencia

Ante todo calmémonos y consideremos que los “conocedores de todo y expertos de nada” no aportan demasiadas cosas a casos como estos, lo recomendable es definir lo que realmente quiere la empresa a) Presencia b) Ventas.

Puede que nuestros jefe quiera parecer más experimentado o profesional de lo que realmente es, por lo que uno de los mejores consejos que te puedo dar es que converses tanto como puedas y evalúes que tan enterado está del trabajo que quiere que hagas.

Los beneficios que aportan las plataformas sociales son supermegarecontra vitales para marcas que buscan consolidarse o afianzarse y desperdiciarlas sería suicidio. Si buscamos generar nuevas relaciones y fortalecer las relaciones existentes ya tendremos parte del terreno ganado, eso nos ayudará a definir apropiadamente nuestra fórmula del éxito.

Tengamos paciencia y seamos constantes.

Imagen cortesía de iStock

Katherine Guaramaco

Licenciada en Comunicación social y periodismo, consultora editorial y echadora de cuentos por siempre. Una vez me dijeron que no podía ser community manager y terminé siendo periodista digital, webmaster, gestora de contenidos y redactora creativa. A esa persona le mando saludos 😀 Para más cuentos: Crónicasdesdemercurio.wordpress.com. Si me los quieres echar a mí: @Katherine_zgs

Sigue a Katherine Guaramaco en:

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close