Publicidad

La buena ambición

Vivir creando es lo mejor que le puede pasar a un profesional y hay que estar agradecidos de esto todos los días. Creo que de vez en cuando debemos pellizcarnos cuando nos miramos al espejo y nos vamos al trabajo, como un recordatorio de que este es el sueño por el que hemos luchado. Cada día miramos hacia atrás y nos damos cuenta que las fantasías del pasado son el día a día del presente. Somos creativos y hemos de vivir felices por ello.

Lo siguiente es a dónde queremos llegar. Una vez, un director creativo me preguntó qué tipo de creativo quería ser, si de aquellos festivaleros o no. Yo le entendí que si quería ser una estrella o alguien normalito. Le dije que todos anhelamos premios. Pasó el tiempo y descubrí una forma de procesamiento dentro de mí: si la idea no tiene nivel de festival, en la categoría que fuera, no me interesa. ¿Bastante ambiciosa forma de pensar, verdad? Créanme que de alguna forma intenté cambiarla, pero no he podido y ahora que soy consciente de esto, afirmo más mi postura.

Ayer consulté sobre esto a mi hermano Oscar, director de arte de una de las agencias más grandes del país. Pensé que yo podría estar pecando de orgulloso o déspota, pero resultó que no era así. A él le parecía la forma correcta de hacer las cosas, teniendo en consideración al público y a publicistas.

Si tienes un ejército de marcas top con buen presupuesto y jefes tan o más soñadores que tú, no existe un techo para las grandes ideas. Tal vez sueno como un loco que vuela sin sentido, pero sé que algún día llegarán los premios. Escúchame bien, mundo, algún día tendré mis leones, ojos, one shows, etc; y recordaré este artículo. Los sueños se cumplen cuando no aceptas un no para ellos. Todos los días los veo hechos realidad cuando me llega un brief.

Si compartes una visión similar, créeme que vamos por buen camino. Por favor, nunca dejes de buscar algo grande, una idea digna de titulares y noticieros de las 9 de la noche. Todos los días tienes una oportunidad de cambiar el mundo y dar calor al corazón de las personas. Aviva el fuego que llevan dentro y cuando seas alguien reconocido, inspira a quienes recién empiezan.

AUTOR

Andrés Gonzales Palacios

Medio Psicólogo y tres cuartos de Publicista. Como creativo he entendido que las mejores ideas están en el corazón del consumidor. Realmente, comprender lo que sucede dentro de él y lo que no se atreve a decir, nos lleva a la mejor parte del proceso: tener vivencias empáticas. De esto salen mis palabras, por ello, soy copywriter. Mis colores son las palabras y mis pinceles los lápices. Encuéntrame aquí: http://ow.ly/Xzcok

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close