Publicidad

LinkedIn, mi nuevo BFF

LinkedIn es una de esas plataformas que está ahí para para ayudarte, sí, es una “red social” pero no es como las demás. Su objetivo principal radica en hacer vida en el mundo empresarial (buscar contactos, crear alianzas, mantenerte informado de las últimas tendencias y por supuesto buscar trabajo)

El potencial de LinkedIn es gigantesco, por lo que aprovecharlo es casi obligatorio -si de verdad estás dispuesto a dejar las informalidades-. Es importante tener presente que es tan potente que no existen barreras idiomáticas o culturales que interrumpan su objetivo principal.

¿Por qué nuevo BFF?

LinkedIn es un adolescente de 14 años, su incursión en la bolsa fue la que lo disparó a la conquista de mercados en todo el mundo. Actualmente las estadísticas sugieren que aproximadamente el 75% de quienes integran la red social se encuentran fuera de EEUU y sus competencias en el exterior -Viadeo y Xing- que cuentan con más de 13 millones de usuarios- tienen versiones en español (aquí ponemos cara de pensativos y miramos al horizonte reflexionando sobre cómo los latinos somos parte de tantas cosas en la vida)

Más de 300 millones de profesionales pertenecen a las comunidades de LinkedIn, 30% vienen de España –según estudios del año pasado-  y la compañía con la mayor cantidad de seguidores es Mashable (aquí volvemos a poner cara de pensativos como si fuese casualidad que una empresa relacionada al Social Media sea la más seguida).

No solo es mi nuevo amigo por todo lo anteriormente dicho, no soy una interesada -ni más faltaba- más bien él me enseñó el valor de mi personal branding y me guio paso a paso en mi propia formación académica.

Invítale un café

Todo en la vida tiene su ritmo y no es diferente con LinkedIn. No porque coloque todos mis datos me van a contratar a la primera, hay que esforzarse y ser constantes en el proceso.

Si posee un perfil en LinkedIn y lo usas a modo de currículum en el que expones tus habilidades y experiencia laboral te digo amigo(a) que no lo sabes usar. Si bien no existe un manual de uso para dicha plataforma, el sentido común nos muestra las cosas que sí se deben hacer para optimizar nuestra cuenta.

Hace unos días recibí 5 ofertas de trabajo en un día, todas soñadas y hasta una de Australia (ni idea de cómo pudo pasar) me di cuenta que aun cuando mi cuenta estaba en el nivel “eminencia” y había contactado con personas importantes de la industria donde me muevo, si no ofreces algo de valor a cambio eres un fantasma del 2.0 -literalmente-

Cuando digo “algo de valor” me refiero a compartir lo que sabes, tus experiencias, experiencias de otros, información interesante y uno que otro chiste que forme parte de tu marca personal, todos tenemos una, solo debemos optimizarla.

Ventajas y desventajas

A través de LinkedIn podemos mantener un currículum online que nos permita ser “visible” ante reclutadores 2.0, -gracias a lo anterior- podemos encontrar nuestro trabajo soñado, podemos conectar con personas importantes de nuestro ramo y hasta con admiradores de nuestra labor (lo que muchas veces nos convence de que nuestro trabajo tiene receptividad), tenemos la libertad de compartir información en grupos que busquen, piensen o asesoren respecto a la temática, nos permite hacer networking desde donde estemos y nuestros jefes, antiguos reclutadores, amigos o clientes pueden recomendarnos y validarnos aptitudes, habilidades y experiencias profesionales.

Sin embargo, nuestra información al estar expuesta puede ser vulnerable ante fraudes, también es fácil volverse blanco de difamaciones por personas ociosas y hasta podríamos ser víctimas de robo de identidad.

Que nada te turbe

LinkedIn puede ser tu mejor amigo si lo sabes usar, ojalá estos consejos puedan ayudarte a optimizar tu perfil y a potenciar tu personal branding en él.

Organiza el contenido

Hazte la idea de que te estas vendiendo y respóndete estas preguntas: ¿quién te gustaría que te comprara? ¿Por qué razón te gustaría ser comprado?, ¿a quienes quieres llegar para que te compran?, cuando logres respondértelas estructura tus objetivos y comienza perfeccionar tu marca personal ordenando los contenidos que van dentro de los apartados de extracto, experiencia, proyectos, validaciones, idiomas, educación etc.

Intenta llenar todos los apartados y adecúa la información al nivel en el que te encuentras. Si eres estudiante potencia tus conocimientos, si ya trabajas tus experiencias y así sucesivamente. La inclusión de keywords es vital para posicionar tu perfil, si eres publicista esa será tu palabra clave, incluirla en diferentes párrafos te ayudará.

Explora contactos de valor

La libertad que te da LinkedIn es genial, agregar personas de todo el mundo te posicionará en las búsquedas de tantas personas como granos de arena en la playa, además que para tu carrera profesional “la internacionalización” es importante sea cual sea tu industria.

Otra opción que tienes para incrementar tu visibilidad, es la creación del mismo perfil en el idioma que quieras. Investiga perfiles de extranjeros e indaga sus contenidos, qué comparten y anímate a conversar con ellos –el traductor de Google  también puede ser tu amigo- .

Que los demás digan qué piensan de ti

Y aquí sí debería importarte, LinkedIn ofrece la opción de que compañeros de trabajo, jefes, compañeros de estudio, contactos y clientes avalen tus habilidades mediante recomendaciones. Eso te servirá como apoyo.

Establece tu comunidad

Volverse locos agregando a amigos y a cuanta persona conozcas por LinkedIn no sirve de nada. En esta red social es muy importante seleccionar a quién seguir, no solo para poder crear una comunidad de calidad con la que interaccionar sino ser visible entre reclutadores. Buscar nuevos grupos en LinkedIn y clasificarlos según tus intereses y prioridades.

La importancia de los títulos

En la descripción profesional te piden que coloques tu título, suena a nada pero lo es todo. Es tu Keyword máximo y todo tu trabajo de posicionamiento dependerá de ello.

Katherine Guaramaco

Licenciada en Comunicación social y periodismo, consultora editorial y echadora de cuentos por siempre. Una vez me dijeron que no podía ser community manager y terminé siendo periodista digital, webmaster, gestora de contenidos y redactora creativa. A esa persona le mando saludos 😀 Para más cuentos: Crónicasdesdemercurio.wordpress.com. Si me los quieres echar a mí: @Katherine_zgs

Sigue a Katherine Guaramaco en:

Artículos relacionados

Close
Close