Publicidad

ZappAdvertising

Es necesario que comience este artículo aclarando que soy muy fanático de Frank Zappa (1940-1993), músico norteamericano que, por suerte para nosotros, editó una cantidad impresionante de obras durante su relativamente corta vida. Zappa hizo rock, pop, jazz, música clásica y experimentos avant-garde. También filmó películas, escribió libros y, el tema que hoy nos convoca, creó, colaboró y participó en campañas publicitarias.

De hecho, Zappa se hizo cargo personalmente de todo el merchandising y la publicidad de sus discos casi desde el inicio de su carrera, a mediados de los sesenta. “Si hubiera dejado a la compañía discográfica a cargo de esos temas, jamás habría vendido un disco”, declaró a la revista Rolling Stone. Esta actitud de Zappa lo convirtió en un exitoso capitalista en lo relativo a la música experimental. Tanto que hasta fundó su propia agencia de publicidad en 1967; la llamó Nifty, Tough & Bitchin’, nombre que se traduce aproximadamente como Genial, Duro y Excelente, y que parodia nombres de agencias tradicionales compuestos por los apellidos de sus fundadores. Con su agencia, Frank hizo anuncios de gráfica y radio para las guitarras Hagstrom, los órganos Panther Combo y las hojas de afeitar Remington; también hizo un rarísimo aviso de radio para las afeitadoras eléctricas Remington junto con la cantante Linda Ronstadt.

hagstrom Zappa

Ese mismo año, Zappa fue contratado por el animador Ed Seeman para realizar la banda de sonido de un comercial de las pastillas para la tos Luden. Según Seeman, “Zappa pidió 2.000 dólares, un día en un estudio con una gran variedad de instrumentos, y un tipo que pudiera hacer ruidos de tos”. El bizarro comercial está en YouTube, y la banda en el disco de Zappa “The Lost Episodes”. Y ya que estamos, el aviso ganó un Clio por “Best Use of Sound”.

El músico siguió trabajando con Seeman en otros proyectos, como la nunca terminada película experimental “Uncle Meat”, pero no continuó dedicándose a la publicidad, salvo para promocionar sus propios discos. Sin embargo, dos años antes de su muerte, Zappa apareció en una especie de anti-aviso irónico para Portland General Electric, en el que cuenta que le dijo a la empresa “Me niego a vender sus productos”; el anuncio también está disponible en el siempre servicial YouTube:

Cuando se editó una recopilación póstuma de “Grandes Éxitos” de Zappa (aunque la verdad es que nunca los tuvo) le pusieron un nombre muy significativo: “Strictly Commercial”. Frank afirmaba que emprendía proyectos comerciales solo para ganar dinero y poder hacer lo que realmente le interesaba. Sospecho que más de uno se identifica con esa filosofía.

 

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close