Publicidad

4 recomendaciones sobre la gastada fórmula de “éxito de los vendedores”

Existe un número considerable de recomendaciones y “mandamientos” que todo vendedor debería seguir para triunfar en su trabajo, de manera que lo transforme en una pasión latente y creciente cada día. Pero algo es seguro, cuando se persiguen metas diarias, se hace parte de un equipo competitivo y la empresa aumenta sus ambiciones, es necesario aprender a encontrar elementos de valor que puedan ser utilizados en el entendido de obtener resultados reales.

Tan antiguo como el mercadeo es el oficio del vendedor, esto significa que el reconocimiento del peso histórico que tiene es un factor elemental para dar los primeros pasos hacia el mejoramiento continuo. Igualmente, esta idea inicial nos lleva a recapacitar en no desperdiciar recursos y experiencias que a lo largo de la vida, se van presentando para consolidar el papel como vendedor dentro de las organizaciones.

De esta manera, les comparto algunas recomendaciones que son interesantes de llevar a la práctica:

¿A qué hora te despiertas? El tiempo es un recurso valioso en nuestros días; un vendedor enfocado a resultados conscientemente puede adoptar un horario para despertarse y emprender actividades claves que nutran su vida o le preparen para la acción. Levantarse a las 4:00 a.m. o 5:00 a.m., es una reconocida práctica de las personas exitosas; dedica ese tiempo a leer, hacer ejercicio, tener un momento de equilibrio espiritual o escribir.

Todo vendedor debe gestionar su tiempo; muchos estudios científicos coinciden en que las dos primeras horas luego de que hayamos despertado, constituyen un espacio de suma productividad.

¿Dónde están consignadas tus metas? Sí… en tu mente; pero es necesario escribirlas, registrarlas, repetirlas e ir pensando en los pasos para lograrlas. Es importante tener una libreta, agenda, o notas en el celular sobre lo que consideramos nuestras aspiraciones: a penas las piensas, escríbelas. Es significativo que aprendas a alinear la estrategia de la empresa con tu proyecto de vida, de esa manera la actividad como vendedor va a estar direccionada correctamente y te reinventarás cada día.

¿Sabes que conversar es un arte? Conversar es un arte constructivo, fortalece la manera como escuchamos a las personas para conocer sus necesidades y las conectamos con la oferta de la empresa. Indagar sobre lo que le interesa a los clientes es clave.

Cuando aprendemos a conversar, es más fácil impactar en la decisión de compra y mostrar la imagen positiva de la empresa. Recordemos que para cada pregunta del cliente, debemos tener una respuesta sin dudar.

¿Dónde están tus oportunidades? Aprovechar cada oportunidad y momento, creará una senda de resultados óptimos a nivel personal y profesional. Considere profundizar en su trabajo, para que cada día, alcance un nivel mayor de conocimiento asociable con el éxito. Salvaguarde la ética como vendedor, esto asegurará que no desdibuje la promesa de valor, con falsas expectativas para sus clientes; sea observador, nútrase de los detalles que otros no valoran con regularidad.

Así, generar estos hábitos aceptando las citadas recomendaciones, es tomar la decisión de centrarse en lo que es efectivamente sustancial para cada uno, consiguiendo en cada hora de vida una real oportunidad de crecimiento, no solo para sí, sino también para las empresas a las que servimos de múltiples formas.

La tarea del vendedor es compleja, y por ende requiere de una especial concentración en las cosas que realmente son valoradas por los clientes y ofrecidas por la empresa, para lograr la empatía que fideliza a las personas con los productos o servicios. ¡Éxitos!

Fuente imagen: StockSnap.io

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close