DiseñoMarketing

¿El cliente siempre tiene la razón? ?

¡Un saludo!… Existe una frase con la que comúnmente nos encontramos: “el cliente siempre tiene la razón”. Les dejo mi punto de vista y lo dejo como una pregunta abierta así como el título de este texto. Sería genial conocer la postura que ustedes tienen. Acá se los dejo…

En el tiempo que he ejercido mi profesión, me he topado con muchos tipos de clientes, por ejemplo: el que confía y reconoce el trabajo (con el que se puede diseñar libremente), el que tiene muy clara su idea o el que quiere cambiarla cada cinco minutos, el que tiene una actitud amable y de agradecimiento, el que es amigo, el que quiere “dirigir” su diseño y trata de modificarlo, el que le urge el trabajo y causa desveladas hasta la madrugada, el que paga, el que tarda en pagar o el que no paga, en fin, he tratado con muy diversos clientes y todo tipo de audiencia. De todos he aprendido mucho, pero la pregunta es, ¿siempre tienen la razón?

Escuchamos “el cliente tiene la razón” y ya nos suena trillado, como si fuera una frase de mercadotecnia muy gastada, pero en el fondo no hay nadie que tenga más experiencia en su negocio que el propio cliente que nos solicita el trabajo, es decir, ellos conocen mejor la reacción de su audiencia, es nuestra fuente más cercana a la interpretación de las necesidades del público, así que solo es cuestión de perspectivas, para unos quizá el cliente a veces (o casi siempre) está equivocado respecto a sus ideas y para otros es un gran apoyo en el desarrollo del proyecto encomendado.

Creo que lo importante cuando no empatan las perspectivas, es que ambas partes (cliente y diseñador) seamos flexibles. En realidad es ahí donde nuestro trabajo empieza pues como diseñadores debemos mostrar seguridad y confianza frente al cliente para que se convenza por sí mismo que ofreceremos la mejor solución a su problema, claro, apoyándonos de un buen argumento y un buen sustento. Por su parte, ellos como clientes esperan un resultado óptimo, así que pienso, es mejor trabajar en conjunto para generar una respuesta más certera sobre todo si la idea del diseño no es muy clara, lo ideal es apoyarnos cliente-diseñador y en verdad eso siempre funciona.

En nuestra profesión, no se trata de estacionarnos en el enfoque de “tienen o no tienen la razón”, por el contrario lo que debería ser un objetivo es buscar empatía con el cliente y con su audiencia para irlos conociendo. Tomar en cuenta su experiencia, no alejarnos de su perspectiva y empezar a proyectar en base a eso. Es cierto que existen clientes muy “cuadrados” que pueden decir “esto quiero… así debe ser” y hace muy difícil la conexión con la idea del proyecto pero siempre contamos con una herramienta a nuestro favor: el diálogo. Siempre se puede llegar a un acuerdo, contemplar un punto medio, como mencioné arriba solo es cuestión de actitud y perspectiva.

Si no logramos ese “punto medio” en cada aspecto del proyecto, tenemos la opción de no seguir trabajando para ese cliente, recordemos que también debemos aprender a seleccionarlos.

Ahora van ustedes… ¿qué opinan, ¿el cliente siempre tiene la razón? Me despido, soy Erika,

Hasta la próxima.

Imagen cortesía de iStock

Erika Valenzuela

Originaria del DF pero radicada en Ciudad Juárez, es diseñadora gráfica, en el 2008 comienza la maestría en Diseño Holístico donde se adentra a investigar, publicando sobre temas como tecnología, diseño y entorno social. Dede entonces continúa escribiendo, emprende proyectos de diseño y ha dado conferencias. Este año ha publicado en la revista Código en sus versiones impresa y electrónica, es colaboradora también del blog GraphicLust y es editora en FOROALFA. @dgraphicstyle.

Sigue a Erika Valenzuela en:

Artículos relacionados

Close
Close