Diseño

El diseño de la experiencia?

El diseño es una forma de expresarnos y relacionarnos con el mundo. Es experimentar con formas, texturas, tipografías, etc. Es comunicar, construir un diálogo que responde a una interacción entre hombre, objetos, mensajes y espacios. Es causar un impacto pero, ¿en qué nos debemos de centrar?, ¿en la interacción o en ese impacto de nuestro objeto de diseño?…

Sin dudarlo diría que en el impacto, y es que ahí se construye la experiencia. La experiencia conlleva sensaciones e interviene la percepción que alude cierto valor de significación. La experiencia para nosotros es vivir el diseño, producirlo, es pensarlo para dirigirlo a la sociedad con un propósito.

La experiencia implica integrar al usuario, lograr intuir su reacción. Tiene que ver con cada detalle del mensaje, con los signos que se escogen para ser interpretados.

El diseño de la experiencia, entonces, es planear el objeto de diseño para causar emociones (entre otros objetivos), desde un efecto “sepia” en una fotografía hasta la atmósfera “ochentera” de un lugar.

Tiene que ver con los sentidos: la vista, el tacto, el gusto, el oído, el olfato… de alguna manera tendremos que valernos de ellos para dirigir recuerdos, momentos y así poder configurar la interacción de nuestros diseños.

Hoy la audiencia no busca productos, busca experiencias. Diseñar la experiencia es centrarnos en la cultura de nuestra sociedad y proyectarla bajo su propio sistema de signos. Así (enfocando nuestra cultura) podremos saber por qué la audiencia le guarda afecto a los objetos de diseño (claro, por su valor emotivo y su valor de uso).

Diseñar no es pensar únicamente en producir y reproducir “objetos”, más bien se trata de transformar, permitir que el usuario los transforme. Y esa es la experiencia.

El diseño de la experiencia es fijarnos en las acciones cotidianas del hombre, para poderlas proyectar en nuestro trabajo. Esto encamina nuestra observación, si solo vemos sin observar será más difícil unir los eslabones diseño-sentido-emoción y obviamente no habrá historia que contar, no habrá experiencia.

Me despido, es importante experimentar el diseño y diseñar el impacto. ¿ustedes qué opinan?. Soy Erika,

Hasta la próxima.

Imagen cortesía de iStock

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close