Publicidad

Milton Glaser analiza los logotipos olímpicos de la historia

Con un hermoso logo y aplicaciones, la semana pasada dieron inicio los Juegos Olímpicos Río 2016, y en medio de todo, también surgió la polémica sobre la identidad de las próximas olimpiadas de Tokio 2020, por ser un plagio en el diseño. Ante tal situación se hizo un recuento de los logotipos de las ediciones anteriores de los juegos y recalcar el estilo que se desarrollaron durante décadas.

Para emprender este recorrido por la historia, ¿quién mejor que Milton Glaser, para emitir su juicio crítico sobre lo bueno, lo malo y lo feo de un diseño de logotipo para los juegos olímpicos, pasados, presentes y futuros? Aquí esta el análisis y calificación del 1 al 100 que según a su criterio merece cada logo.

1924-paris

París – Juegos Olímpicos de 1924 Mal comienzo, los elementos no están relacionados visualmente y la imagen es confusa. Las letras superpuestas no se pueden leer.

Puntuación: 20 de 100

1932-lake-placid

Lake Placid – Juegos Olímpicos de Invierno 1932 La imagen es clara, pero no elegante. El color es eficaz, y ayuda a la comprensión. La tipografía es peculiar y desagradable.

Puntuación: 30 de 100

1932-los-angeles

Los Ángeles – Juegos Olímpicos de 1932 Un desastre visual; la combinación de los anillos, una hoja de laurel y el escudo estadounidense en un patrón de superposición es imposible. La tipografía sigue su propio camino sin relación.

Puntuación: 25 de 100

1936-garmisch-partenkirchen

Garmisch-Partenkirchen – Juegos Olímpicos de Invierno 1936 Banal y sin ninguna intensidad gráfica, pero al menos comprensible.

Puntuación: 40 de 100

1936-berlin

Berlín – Juegos Olímpicos de Verano 1936 Con un enfoque extraño y carente. Los anillos olímpicos se convierten subordinado a las formas del águila y la campana. El espíritu de los Juegos Olímpicos está totalmente ausente.

Puntuación: 20 de cada 1001948-st-moritz

St. Moritz – Juegos Olímpicos de Invierno 1948 Una curiosa solución que parece un folleto de viaje. Todos los elementos se niegan a relacionarse entre sí. El efecto es normal y aburrido.

Puntuación: 30 de 100

1948-london

Londres – Juegos Olímpicos de 1948 Este logotipo revela que no todas las imágenes trabajan juntas. Los anillos y el parlamento permanecen sin relación. La tipografía es triste.

Puntuación: 37 de 100

1952-oslo

Oslo – Juegos Olímpicos de Invierno 1952 La forma arquitectónica detrás de los anillos sigue siendo un misterio, pero la superposición de ellos tiene poco mérito. No hay emoción aquí.

Puntuación: 39 de 100

1952-helsinki

Helsinki – Juegos Olímpicos de 1952 La peculiaridad entre la arquitectura y los anillos en este caso se convierten en una forma extrañamente memorable. Entre lo mejor está claro. La combinación del blanco y azul es agradable.

Puntuación: 40 de 100

1956-cortina-dAmpezzo

Cortina d’Ampezzo – Juegos Olímpicos de Invierno 1956 La forma natural de las montañas combinan bien con los anillos olímpicos. El borde complejo del logo crea algo de energía, pero la complejidad es desagradable. Hay un sentido en toda la superficie de irritabilidad.

Puntuación: 45 de 100

1956-melbourne

Melbourne y Estocolmo – Juegos Olímpicos de 1956 Se asemeja a un ex libris más de un evento olímpico. Demasiados elementos involucrados; la antorcha, el continente, los anillos, las pastillas, y las hojas de laurel. Demasiado de todo.

Puntuación: 35 de 100

1960-california

Squaw Valley, California – Juegos Olímpicos de Invierno 1960 No está mal. La forma de estrella es distintiva e inusual. Contiene los anillos con eficacia y juega bien contra las letras en forma de círculo. Tiene una mirada fresca.

Puntuación: 80 de 100

1960-roma

Roma – Juegos Olímpicos de 1960 La combinación del símbolo de Roma, la fecha y los anillos en una sola imagen escultórica trabaja aquí. Tiene fuerza y recordación.

Puntuación: 80 de 100

1964-innsbruck

Innsbruck – Juegos Olímpicos de Invierno 1964 Una clara disposición de elementos, aunque la forma blanca que se deriva de la capa de brazos de Innsbruck sería incomprensible para el espectador medio. La tipografía realmente no quiere curvearse alrededor de esa manera.

Puntuación: 70 de 100

1964-tokyo

Tokio – Juegos Olímpicos de 1964 Debidamente redactada y sin ninguna confusión. Las piezas encajan.

Puntuación: 92 de 100

1968-grenoble

Grenoble – Juegos Olímpicos de Invierno 1968 La marca parece excesivamente decorativa con una forma de flor y letras alrededor. Se siente más como un evento de moda que una competición deportiva.

Puntuación: 60 de 100

1968-mexico

México – Juegos Olímpicos de 1968 La idea gráfica es fuerte, pero el detalle de la ejecución crea un elemento ilegible donde el 68 acoplan los anillos olímpicos. Por otro lado, hay una excitación visual aquí.

Puntuación: 80 de 100

1972-sapporo

Sapporo – Juegos Olímpicos de Invierno 1972 Todos los elementos visuales se ponen juntos en una disposición clara y convincente. El diseño del copo de nieve estilizado añade distinción, porque se aparta de los otros elementos familiares de las comunicaciones olímpicas.

Puntuación: 80 de 100

1972-munich

Múnich – Juegos Olímpicos de 1972 Este icono gráfico elimina todas las referencias históricas de los Juegos Olímpicos, sobre todo los anillos. Es una poderosa abstracción, pero podría ser utilizada para casi cualquier evento. Parece desenfocada en la expresión de los Juegos Olímpicos y es difícil de relacionar su eficacia.

Puntuación: 50 de 100

1976-montreal

Montreal – Juegos Olímpicos 1976 En este caso, los anillos se han transformado en la “M” inicial de Montreal. Este hecho es, por supuesto, imposible de entender en virtud del logo en sí. ¿Acaso importa que se pueda ver la “M”? Yo creo que no. Sin embargo, la marca es profesional y clara. Tal vez lo más apropiado para un fabricante de toallas de papel.

Puntuación: 70 de 100

1980-lake-placid

Lake Placid – Juegos Olímpicos de Invierno 1980 El origen de esta marca era una referencia a la columna olímpica y se combina con una cadena de montañas en el Adirondack. Produce una forma peculiar y finalmente irreconocible. Tiene un poco de energía gráfica, pero el significado es oscuro y difícil de justificar.

Puntuación: 50 de 100

1980-moscow

Moscú – Juegos Olímpicos de 1980 La torre de Rusia coronada por una estrella y con el apoyo de los anillos, crean una imagen atenuada e inusual. La tipografía se añade claramente, sin relación con la imagen. No tuvo mucho éxito.

Puntuación: 40 de 100

1984-sarajevo

Sarajevo – Juegos Olímpicos Invierno 1984 La introducción de la imagen de un copo de nieve, parece tener un contenido más editorial que es obvio; nos deja perplejos la peculiar construcción del copo de nieve y preguntarnos acerca de su significado. Afortunadamente, la combinación de los anillos y las palabras “Sarajevo ’84’ son sencillos.

Puntuación: 60 de 100

1984-los-angeles

Los Ángeles – Juegos Olímpicos de 1984 Las estrellas que se mueven se lleva a cabo de manera efectiva e inesperada. Los otros elementos se añaden directamente y no se sienten fuera de lugar.

Puntuación: 80 de 100

1988-calgary

Calgary – Juegos Olímpicos de Invierno 1988 La justificación de la marca es la letra ‘C’ y ‘Canadá’. Por desgracia, la forma resultante parece más islámica que olímpica.

Puntuación: 50 de 100

1988-seoul

Seúl – Juegos Olímpicos 1988 Aunque la marca es desconocida, tiene un impacto significativo y se refiere a los anillos de abajo. Como resultado, toda la visualización se siente armoniosa.

Puntuación: 75 de 100

1992-albertville

Albertville – Juegos Olímpicos de Invierno 1992 Este diseño se siente que está tratando demasiado. La “x” sobre la llama con el trazo azul y rojo es confusa. Las líneas finas alrededor de la llama parecen extrañas. La marca tiene la ventaja de ser clara.

Puntuación: 60 de 100

1992-barcelona

Barcelona – Juegos Olímpicos 1992 Esta marca es inesperadamente convincente. Las 3 pinceladas representan la figura humana tienen, con una buena relación de escala para el mundo Barcelona’ 92 y los anillos.

Puntuación: 85 de 100

1994-lillehammer

Lillehammer – Juegos Olímpicos de Invierno 1994 Es muy difícil entender la imagen arquitectónica blanca en la caja azul, a menos que sea un estadio. La idea de la aurora boreal era una oportunidad que no aprovecharon. Poner las palabras ‘Lillehammer’ 94 ‘en virtud de los anillos ayuda a la coherencia de la marca.

Puntuación: 70 de 100

1996-atlanta

Atlanta – Juegos Olímpicos de 1996 Después de deducir que la imagen es de una columna griega, donde se apoyan las estrellas de fuego, la sensación es que el intento es demasiado inteligente para su propio bien. Finalmente no se mantiene juntos como una sola experiencia.

Puntuación: 60 de 100

1998-nagano

Nagano – Juegos Olímpicos de Invierno 1998 La imagen de la flor hecha de los cuerpos en movimiento es convincente y activa. Se siente como un evento que desea asistir, y se armoniza bien con la tipografía y los anillos olímpicos.

Puntuación: 80 de 100

2000-sydney-

Sydney – Juegos Olímpicos 2000 La calidad gestual del dibujo y la tipografía de la marca hace que se sienta todo armonioso.

Puntuación: 78 de 100

2002-salt-lake

Salt Lake City – Juegos Olímpicos de Invierno 2002 La imagen de un copo de nieve se ejecuta aquí para representa el sol sobre una montaña y para reflejar los colores del paisaje local. Esto puede no ser alcanzable, pero la marca es bien ejecutada y profesional.

Puntuación: 70 de 100

2004-atenas

Atenas – Juegos Olímpicos 2004 La rama de olivo que representa los juegos se ejecuta de una manera fresca e inesperada. Como se ve menos que un logotipo de una empresa, sentimos más afecto por él. El azul se siente bien y refleja al evento y a Atenas, al mismo tiempo.

Puntuación: 90 de 100

2006-torino

Torino – Juegos Olímpicos Invierno 2006 Esta marca es ambigua y difícil de entender; su relación con la tecnología es insuficiente. Trata de aparecer contemporánea, pero es finalmente poco convincente.

Puntuación: 40 de 100

2008-beijing

Beijing – Juegos Olímpicos 2008 El pincel como la calidad de la figura blanca en el campo de color rojo y las letras transmiten el sentido de la caligrafía china. Los elementos trabajan juntos sin dificultad.

Puntuación: 85 de 100

2010-vancouver

Vancouver – Juegos Olímpicos Invierno 2010 La ambigüedad de la figura central, una vez más crea cierta dificultad en la comprensión. Para la mayoría de los espectadores sospecho que no será inmediatamente o inevitablemente representativo de Canadá. En términos gráficos, es atractiva y trabaja en el diseño.

Puntuación: 70 de 100

2012-londres-

Londres – Juegos Olímpicos 2012 Al igual que todas las transgresiones, este tratamiento provoca controversia. Como un conjunto de formas, me resulta poco atractivo. Pero, debido a su agresividad, persiste en la memoria. Se plantea la vieja cuestión de la lucha entre la novedad y familiaridad.

Puntuación: 80 de 100

2014-sochi

Sochi – Juegos Olímpicos de Invierno 2014 Esta desviación de los supuestos de los logotipos olímpicos históricos no puede ser criticado dentro del mismo marco que todos los demás. Aunque debo admitir en mi punto de vista, no parece adecuado y poco atractivo. En consecuencia, no siento que genera un deseo de participar en el evento, en virtud de su apariencia por sí sola.

Puntuación: 40 de 100

2016-rio

Rio – Juegos Olímpicos 2016 Una presentación que se ve fresca y contemporánea. Los atletas que une las manos en la parte superior se ejecutan de una manera que funciona bien con los demás elementos. Se siente como algo nuevo.

Puntuación: 85 de 100

2018-pyeongchang

PyeongChang – Juegos Olímpicos de Invierno 2018 Este diseño plantea la vieja cuestión de lo importante que es que las referencias creadas por el símbolo son entendidas por el público que los presencian. En este caso, la complejidad que rodea el origen de la marca hace que sea poco probable la comprensión. Además, hay un sentido de fragmentación que interfiere con la comprensión.

Puntuación: 60 de 100

2020-tokyo

Tokio – Juegos Olímpicos 2020 No ha llegado a más el conflicto sobre la elección final para el logotipo de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, pero la cuestión ha planteado algunas preguntas fascinantes acerca de la naturaleza del plagio en las artes gráficas.

Puntuación: TBD (To Be Determined), por determinarse que aún no se ha calificado.

2022-beijing

Beijing – Juegos Olímpicos Invierno 2022 En este ejemplo, el intento de unificar la imagen y el número 2022 dio lugar a lo que el número “2” se parece a una “Z” cuando se resuelven algunos problemas, se crean otros. Comprender el significado de la imagen por el momento es difícil.

Puntuación: 60 de 100

Fuentes:

El Poder de las ideas

AIGA Eye on Design

Roastbrief

Roastbrief es un medio dedicado a generar, distribuir y evaluar información referente al ámbito del marketing y de la publicidad. En este espacio, participan importantes publicistas y expertos en marketing de todo el mundo. Nuestro compromiso, es promover la cultura de los negocios. Somos pura proteína publicitaria.

Sigue a Roastbrief en:

Artículos relacionados

Close
Close