Creatividad

Comienza a observar

Una de las cualidades más importantes que debe poseer un publicista es desarrollar su rol como observador. Ya sea en su propio hogar, cuando se moviliza a la agencia, pasando tiempo con amigos o pareja o cualquier otra situación; debe comportarse como un estudiante de psicología, de primer año de carrera, que se cree con la capacidad de desentrañar los más profundos secretos de las personas es una tarea primordial. Está bien, no es necesario llegar a tales extremos, pero si es vital conseguir una mirada a la cual no se le escape nada.

Aplicando constantemente la observación consciente como un estilo de vida, se adquirirá la capacidad para recolectar información de una manera eficiente y por cantidades, la cual podrá ser depurada y conectada para la creación de los tan famosos “insight” posicionadores de marcas y ganadores de premios.

Comienza en tu hogar a observar:

  • En un cuaderno copia toda la información que más puedas. Inicia por anotar los objetos que usas en tu vida cotidiana y escribe ¿por qué hacen parte de tu vida? ¿por qué te gustan? ¿hay razones más profundas para que lo tengas?
  • Repite el anterior proceso con los objetos que menos usas o ya no utilizas y añade ¿por qué no lo usas? ¿por qué lo compraste? ¿por qué sigue allí? ¿aún te conectas con dichas cosas, aunque ya no las uses?
  • Continúa observando y esta vez procura ver las cosas de manera más detallada. Es en este punto donde se encuentra la verdadera magia.

Como observadores pasivos, si fuéramos a diferentes países notaríamos que en muchos es común tener en la mesa la sal y la pimienta y denominaríamos eso como un dato importante y que se repite.

Si fuéramos como Martín Lindstrom, quien observa de manera espectacular, descubriríamos que, dependiendo del país, el contenedor de la pimienta tiene más agujeros que el de la sal y viceversa, un dato que probablemente sabíamos, pero no considerábamos relevante, cuando la realidad es que ese pequeño detalle nos dice mucho más de la gastronomía del país que saber de la existencia de la sal y la pimienta, ya que deducimos de manera más específica cómo es el consumo de los condimentos y aunque no lo creas esa información fue de vital importancia para algunas ideas de negocio.

  • La idea es que realices este mismo ejercicio en diferentes lugares. Al hacerlo será necesario comenzar a depurar y encontrar patrones. Recuerda, los detalles más pequeños son los más importantes, porque es en las situaciones “inconscientes” donde nuestro verdadero ser busca salir.

El consejo central es entender que absolutamente nada de lo que existe en el mundo está dado por la casualidad; todo es producto del consciente e inconsciente de las personas. Preguntarse por qué las cosas pasan, son y están acomodadas de cierta manera nos revelará enorme cantidad de materia prima con la cual crear grandes ideas

Imagen cortesía de iStock

Yheison Giraldo

Publicista. Voy por la vida recopilando lo cotidiano y convirtiéndolo en historia; apasionado de los libros, la escritura y el marketing digital. Me encuentras en Twitter como @YDGiraldo

Sigue a Yheison Giraldo en:

Artículos relacionados

Close
Close