Publicidad

La realidad de un emprendedor

La mayoría de personas que me rodean, inician en el mundo del emprendimiento, convencidos de que deciden el nombre de la marca, mandan a hacer el logo, muestran los productos y “Voilá” comienzan a vender por arte de magia. O al otro lado de la barrera, están las personas que piensan en salir de una empresa, porque no se sienten cómodos trabajando en equipo o simplemente se aburrieron de su jefe, y decidieron crear marca; según ellos, para no depender de nadie y trabajar solos.

Pero la realidad es otra, somos unos recién nacidos en el mundo empresarial, por lo tanto, necesitamos de pañales para no cagarla, teteros para no morir de hambre, y cremas anti pañalitis para no quemarnos en el intento. Además de tener una mamá, que nos haga entender que hay una industria mucho más grande, y que debemos agregar un valor, que nos diferencie de marcas con gran trayectoria o sencillamente dedicarnos a hacer algo innovador.

Por eso quiero darles algunos consejos que he aprendido en este largo camino:

  1. Tener paciencia: Como en cualquier ámbito, laboral o personal, las cosas no llegan de la noche a la mañana, debes ir construyendo día a día tu proyecto, definiendo metas y objetivos que te ayuden a mejorar.
  1. Establecer objetivos: Tener claro lo que quieres, te ayudará a establecer de manera sencilla tus objetivos y metas a corto, mediano y largo plazo, pero es importante ser totalmente transparente contigo, planteando situaciones que sean alcanzables y que puedas medir para proyectarte.
  1. Debes trabajar en equipo: Quieras o no, siempre debes buscar ayuda de alguien, tú no eres una persona especializada en todo. Es probable que sepas de mercadeo, publicidad, programación, administración, etc. Pero no lo suficiente para dedicarte a cerrar negocios, hacer los productos, promocionar tu marca, hacer el diseño, comunicarla, encargarte del aseo del lugar, de hacer y llevar facturas a tus clientes o simplemente mantener tu página web al día. Por eso hay personas especializadas en distintos temas que pueden ayudarte y enseñarte nuevas formas de trabajo. Créeme, si has trabajado solo por un largo tiempo, te admiro.
  1. No todo lo que quieres hacer, lo puedes hacer: Esto es muy importante. Muchas de las personas que conozco, les surgen ideas de la nada, por lo tanto, hoy inician un negocio de música y al otro día quieren hacer un negocio de comida, dos semanas después uno de zapatos y así sucesivamente. Si decides emprender debes enfocarte, aprender y cuando ya hayas trabajado lo suficiente y el negocio logre dar lo que esperas, vas a tener un equipo trabajando en pro de tu idea y así podrás iniciar otro negocio e ir construyendo de a poquitos. Pero si haces todo al mismo tiempo, a la hora de la verdad, tendrás todo a medio camino o no tendrás nada, y eso te va a desmotivar porque no verás resultados de todo el esfuerzo que haz hecho.
  1. Escucha: Debes hacerte más sensible a lo que digan quienes te rodean, siempre habrá algo bueno o malo para decirte. Con ser sensible no me refiero a que te vuelvas vulnerable a los comentarios que te puedan hacer sentir mal; nunca tomes nada personal, más bien cambia el chip y las críticas que te hagan conviértelas en parte de tu proceso, para mejorarlas o cambiarlas.
  1. Enamórate de tu negocio: Cuando estás totalmente convencido de que tu negocio es un buen negocio, las cosas irán llegando por sí solas, ya que nunca se te hará difícil ir a trabajar, y demostrar que tu producto está hecho con amor, dedicación y esfuerzo, logrando que las personas se acerquen y se fidelicen con tu marca. Recuerda que hoy en día, los consumidores, prefieren marcas reales, hechas a pulso, con las que puedan interactuar y conocer el proceso que éstas llevan. 

 Emprender no debe ser una cuestión de hacerte millonario de la noche a la mañana a punta de ilusiones. Es una decisión que se toma con agallas, riesgos y miedos. Pero que debes aprender a superar, esforzándote y buscando motivación constante, abriendo la mente a nuevas ideas, y fortaleciendo tu carácter para que, si fracasas en el primer intento, tomes impulso para intentarlo tres veces más.

AUTOR

Paula Lorena Rodriguez Guerrero

Emprendedora en proceso, publicista y fotógrafa. Mente creativa de supervoces.com. Melómana y cantante frustrada. Apasionada por las letras y los buenos contenidos. Sígueme en Instagram y Twitter: @paurodri92. Linkedin: http://bit.ly/1xpfXy0

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close