Publicidad

Más allá de la Publicidad

Comencé estudiando Ciencias de la Comunicación, pero después de un curso llamado “Psicología de la Comunicación” me cambié a la facultad de psicología en donde el tema de inteligencia siempre me llamó la atención. En los últimos años de carrera me metí a publicidad y pude dedicarme a esa maravilla llamada creatividad.

La creatividad y la inteligencia desde el punto de vista de la psicología es un tema tan apasionante como para un físico teórico son los agujeros de gusano. Soy un amante de la ciencia cognitiva y por más que trabaje en una agencia no paro de darle vueltas.

Bueno… resulta que me vengo encontrar que al mundo de la publicidad y las ideas se suma la ciencia computacional con el objetivo de descubrir qué es la creatividad y la inteligencia para volverlas algoritmos y hacer que las máquinas realicen análisis y síntesis, aprendiendo y creando, usando como material cúmulos gigantescos de información, que van desde lo que compraste ayer con tu tarjeta de crédito, hasta el Like que diste hace un momento en Facebook; llamados Big Data.

Ahora bien, viendo este hermoso panorama, me doy cuenta que no me equivoqué de carrera (y vaya que es verdad, porque en mi test de orientación vocacional, resultó que sería buen ingeniero de sistemas, pero quise seguir mis sueños creativos). Actualmente, estoy en el medio de todo lo que debí ser. Por lo cual tengo que decir esta verdad: TU DESTINO TE ALCANZARÁ. Y ahora, en vez de huir del destino, lo honraré hablando de Inteligencia Artificial:

Una de las bases para la IA es el aprendizaje de la máquina. Para esto se debe desarrollar un modelo mental, que es la programación de un cerebro informático, para lo cual es necesario conocer la relación entre un cerebro físico y las habilidades cognitivas. Un modelo mental no puede estar incompleto, puesto que todas las funciones cerebrales humanas arman el sistema que resulta en la consciencia, el entendimiento y la capacidad de crear. De modo que el sistema emocional es una parte necesaria en una IA, ya que las emociones conectan las sensaciones físicas al mundo cognitivo. La base del desarrollo de la cognición se encontrará en sensaciones físicas a las cuales se les irá otorgando estímulos cognotados en cada vez mayores niveles de abstracción. (Si alguien quiere tocar el tema a mayor profundidad me escribe al correo)

La IA se puede convertir en un asistente del ser humano. Por ejemplo, imaginemos que Google tenga una IA desarrollada y no fuera tan “estática”. Se volvería tu amigo, velando por que tengas todo lo que quieras, antes que lo desearas. Ahora imagínate que estuviera en todas las cosas. Mejoraría el mundo por su cuenta.

Hoy en día, la creatividad está a punto de encontrarse con la inteligencia artificial. Cuando lo hagan se dará la Singularidad que es el siguiente momento en la evolución humana, en donde la inteligencia humana y la inteligencia artificial se fusionarán. Si vemos, las piezas de innovación en festivales y los avances de las empresas tecnológicas nos daremos cuenta que los creativos (sin querer) seremos quienes iremos al frente de esta siguiente era.  Amigos creativos, llegó el momento para alcanzar nuestro mayor logro: crear inteligencia.

Andres Gonzales Palacios

Medio Psicólogo y tres cuartos de Publicista. Como creativo he entendido que las mejores ideas están en el corazón del consumidor. Realmente, comprender lo que sucede dentro de él y lo que no se atreve a decir, nos lleva a la mejor parte del proceso: tener vivencias empáticas. De esto salen mis palabras, por ello, soy copywriter. Mis colores son las palabras y mis pinceles los lápices. Encuéntrame aquí: http://ow.ly/Xzcok

Sigue a Andres Gonzales Palacios en:

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close