Marketing

Ghirardelli… más de 100 años de storytelling

¿Sabes vender historias? ¿Cuál es la mejor que tienes?

Me es imposible evitar estar comparando las experiencias de marca entre México y Estados Unidos, las diferencias son y seguirán siendo infinitamente distantes; desde los detalles, el servicio al cliente y las garantías, pero lo que más me hipnotiza es la capacidad para saber VENDER HISTORIAS, cómo crean experiencias de marca donde el valor se percibe de tal forma que uno paga por volverlas a vivir.

= NO HAY BUENAS HISTORIAS SIN BUENOS PRODUCTOS =

Siempre que nos topamos con una persona que tiene ciertas habilidades para hablar y convencer lo primero que pensamos es: “qué buen vendedor es”, cuando en realidad las ventas no funcionan solamente así.

Hoy los verdaderos genios son aquellos que tienen la habilidad de liderar, crear, innovar y ejecutar, pero sobre todo vender historias.

En un reciente viaje a San Francisco, California, me topé con varias experiencias interesantes donde la historia alrededor de la marcas son tan poderosas que casi casi se venden solas.

GHIRARDELLI… MÁS DE 100 AÑOS DE STORYTELLING

¿Han probado un chocolate Ghirardelli? ¡Son riquísimos!. En esta plaza llamada Ghirardelli Square se encuentra toda una atmósfera sobre la fabricación del chocolate de esta marca. El edificio es parte de los atractivos turísticos de San Francisco (tal cual), llevando a cientos de visitantes todos los días que llegan para tomarse una foto en sus diversos letreros luminosos, deleitar un chocolate en docenas de presentaciones y conocer algo de la historia sobre esta famosa marca junto a un museo activo donde maquinas muestran el proceso de fabricación de los chocolates.

img_7465

Parte de la magia en la venta de esta historia gira alrededor del proceso “BROMA”, según en sus relatos un empleado de la fábrica por accidente descubrió una forma de filtrar la manteca de cacao y separarla de las partículas sólidas llamadas “cacao en polvo”, que después en la fabricación de los chocolates permitía darle un sabor más intenso y puro. A este método se le llama “broma”, e incluso la marca presume que otras chocolaterías en el mundo han adoptado esta metodología. ¿Será verdad… o no? Eso jamás lo sabremos, pero la forma en la que la marca con más de 100 años vende la historia y experiencia sobre sus chocolates hace sentir que cada uno es una obra de arte.

EL POSTRE…

Marcas como Ghirardelli no desperdician nada cuando se trata de vender una marca, una historia; ellos aprovechan todo y lo presentan de tal forma que el valor de la marca es imposible no apreciarlo.

Llegar a ese lugar emblemático, con sus tiendas de chocolates, ladrillos y letreros junto a diferentes comercios no tiene precio, la experiencia es completa, no dejan ni un hueco donde se permita que la reputación de la marca se ponga en juego. Para esto se necesitan genios que construyan no sólo un buen chocolate, sino una extraordinaria historia.

Apostemos por hacer marketing de verdad; productos excelentes, historias grandiosas y servicio memorable, estamos en una etapa donde debemos cuidar todos los flancos en nuestras empresas y hasta el último detalle, esto sin duda genera marcas como Ghirardelli.

Deseo que esta columna sea de su interés, espero leer sus comentarios con historias de marcas que sean memorables para ustedes y nos vemos en mi siguiente participación. #bebrainstormer storyteller

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close