Creatividad

La empresa creativa

Emprendedores, empresas y organizaciones necesitan entrenar y desarrollar el pensamiento creativo para asumir los retos, cada vez más complejos, que la sociedad del conocimiento plantea. La creatividad no es patrimonio exclusivo de ninguna profesión y es la esencia de muchas. Jamás ha estado reservada para algunos pocos, simplemente está al lado de cada uno de nosotros esperando despertar.

Una empresa no puede postularse como creativa si no lo son sus fundadores y directivos. Son ellos los que deben fomentar en todo momento el trabajo creativo para sembrar la semilla del cambio y la innovación. Sabemos que la creatividad no pretende hacer lo de siempre para obtener los resultados de siempre. Procura innovar para conseguir resultados muchos mejores.

Una empresa no es creativa si no arriesga constantemente, buscando formas de hacer y de pensar nuevas, originales y con valor… ¿Y si la idea, la búsqueda del hacer no funciona? Fallar es parte del proceso creativo. Asumir que una idea no funciona no es necesariamente un error. Fracasar es crecer y fortalecerse. Arriesgar significa equivocarse. Equivocarse significa aprender.

Los engranajes de la creatividad precisan algo más que lógica. Una persona creativa, además de lógica, es intuitiva y sabe conectar pensamientos e ideas laterales. En el futuro –hoy– las empresas acostumbradas a trabajar de forma creativa tendrán una ventaja enorme frente a sus competidoras. Del egosistema al ecosistema.

La empresa creativa debe reinterpretar la realidad y no ponerse de rodillas ante ella. Entonces, ¿cómo preparamos el ambiente para la acción creativa?

  • Facilitar un clima de libertad para ofrecer oportunidades para que los miembros experimenten, prueben sus ideas.
  • Dar oportunidades reales de diálogo
  • Fomentar el crecimiento individual y el grupal a través de incentivos de condiciones para potenciar el pensamiento creativo.

El desarrollo personal y profesional de los integrantes de una organización es un elemento clave para el futuro de las empresas. Cada vez menos se concibe un mundo que vean la realidad formada por compartimentos estancos.

 

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close