Marketing Deportivo

NFL y su publicidad en México

Septiembre: desde mi infancia —en mi calendario personal— marca, además de las fiestas patrias, el inicio de la temporada de fútbol americano de la NFL. Nadie puede dudar que después del fútbol soccer, el deporte que más gusta a la mayoría de la gente en nuestro país es el fútbol americano.

Como tampoco nadie puede negar que el crecimiento en la afición y la popularización de este deporte y esta liga en la última década, mucho tiene que ver con la forma tan agresiva de promover el deporte desde la llegada de la representación de la Liga a nuestro país a principios de este siglo.

Aunque en 1978, la Liga llevó a cabo el primer juego entre franquicias en la Ciudad de México: las Águilas de Filadelfia se enfrentaron a los Santos de Nueva Orleans en un partido de pretemporada, utilizando como escenario el Estadio de la Ciudad de los Deportes, hoy conocido como Estadio Azul; la presencia de una representación de la Liga en nuestro país, ha ayudado a la popularización del deporte en ciudades y locaciones donde no existía afición a este deporte.

La relación entre la liga NFL y la afición mexicana está íntimamente ligada al gusto de los mexicanos por este deporte y la tradición del mismo en la historia del deporte en nuestro país. Alguien alguna vez habrá de documentar a profundidad cómo Televisa en su momento influyó para que en cuanto al deporte nacional sólo importara el fútbol soccer, desplazando a otros deportes que eran populares todavía al inicio de la década de los años setenta del siglo pasado, como el fútbol americano, el béisbol y el basquetbol. Televisa eliminó de su programación a los exponentes de las ligas mexicanas de estos deportes y sin embargo promovió a la NFL, MLB y en su momento a la NHL, y hasta la lucha en patines; espectáculos y ligas que no podían competir con la taquilla nacional de fútbol soccer, ni con los intereses de la televisora con diferentes equipos de fútbol incluida la selección nacional de fútbol, negocio que con el tiempo se ha fragmentado con la llegada de nuevos jugadores en la transmisión de encuentros; TV Azteca, Fox Sports, ImagenTV, así como de nuevas tecnologías como el reciente caso de Chivas TV.

A lo largo de los años, grandes sectores del público fueron perdiendo el gusto por el béisbol —que permanece como el rey de los deportes en ciertos estados del norte y sureste del país—  por el fútbol americano (que sigue siendo en México un deporte universitario) y por el basquetbol. Hoy únicamente de esos deportes, sobrevive en las pantallas de la televisión abierta la NFL.

Caso aparte merece el reciente contrato con la NBA, que durante muchos años transmitió Imevisión.

Hace ya algunos años (que previo a la temporada de fútbol americano de la NFL), la liga comienza a anunciarse en las ciudades mexicanas en espectaculares, en paradas de transporte público o los mismos transportes públicos, ha demostrado ser muy efectiva, logrando el crecimiento de aficionados a la liga deportiva más exitosa del mundo en nuestro país. Frases cortas y contundentes aunadas a imágenes que muestran la belleza y la espectacularidad del deporte caracterizan estas campañas anuales que han llevado más aficionados a ver el juego en sus televisores. También el innovar al transmitir en grandes espacios, como salas de cine los encuentros, ha creado una mayor afición. La afición mexicana ha demostrado ser para la economía de la Liga de suma importancia, queda de manifiesto con el regreso —después de diez años— de un encuentro de temporada oficial a nuestro país.

México no es el país con un mayor crecimiento en el número de aficionados a la NFL en el mundo en los últimos cinco años. China, Rusia, Brasil son los países que encabezan las estadísticas, pero la importancia de la cercanía y la posibilidad de llevar a cabo un encuentro en el que más de cien mil boletos se vendan en unas pocas horas, son una demostración de la importancia económica que la afición mexicana representa para la NFL, eso sin contar los miles de mexicanos que año tras año viajan durante los fines de semana a Estados Unidos para ver un partido de su equipo favorito o viajan en febrero para ir al Superbowl.

Lo que sí pasa en México, es que es el país con más encuentros de la NFL transmitidos semanalmente fuera de Estados Unidos por los medios. La NFL ha logrado, a través de sus contratos tanto con la televisión abierta como de paga, una selección de juegos los domingos en los que la oferta para los aficionados es muy atractiva. La mayor parte de los aficionados puede ver en más de una ocasión a su equipo favorito a lo largo de la temporada. Eso sin contar los encuentros semanales de jueves y lunes por la noche. Lo que también sucede en México es que la NFL ha logrado incrementar a lo largo de la última década el número de sus patrocinadores.

La NFL es una liga a la que hasta hace poco, únicamente le importaba el mercado de Estados Unidos y así era ya la liga deportiva más exitosa económicamente del mundo. Hoy que sus ojos se han fijado allende de las fronteras norteamericanas puede convertirse en un monstruo de liga.

Armando Enríquez Vázquez

Productor de televisión, escritor desde hace más de veinticinco años, columnista en diferentes publicaciones virtuales e impresas. Oriundo y transeúnte de una de las ciudades más pobladas del mundo de la que estoy orgulloso. Mis encuentros y desencuentros con la publicidad se han hecho muchas veces desde el terreno del receptor del mensaje y no del emisor. Me ocupan entre otras cosas el futuro de los medios, el abuso de la palabra creatividad y el desarrollo de contenidos atractivos en diferentes medios.
Sígueme en twitter: @cernicalo

Sigue a Armando Enríquez Vázquez en:

Artículos relacionados

Close
Close