Publicidad

Un plagiador entre nosotros

Hace casi un año escribí sobre “Copycats” o coincidencias creativas en el mundo publicitario, el artículo hacía alusión al parecido en cuanto a las ideas publicitarias desde un punto de vista que ataca a la originalidad y al gran parecido entre campañas publicitarias. 

En el presente artículo voy más allá al hablar del plagio ejecutado sin ningún respeto por parte de un “profesional”. Un artículo en el que fui mencionado hace unas semanas; existía un análisis sobre un sin número de artículos plagiados por Gary Beuses, su user en twitter es @garymkting.

No lo conozco, no me conoce pero ambos somos parte de una terrible historia de robo, donde la víctima es su falta de criterio y profesionalismo.

Sobre el hecho le comenté a un compañero de trabajo y su reacción fue: “siéntete orgulloso, de seguro lo haces bien para que te plagien un artículo” y si, me reí por un momento después de sorprenderme de lo frágil que puede ser un contenido en la web.

La polémica sería el camino más corto para la venganza, pero no es algo que concibo para llevarlo a cabo. Solamente quiero dejar en claro ciertos puntos donde el ejercicio profesional, la creatividad y el sentido común podrán jugar como mediadores.

Robar ideas: adjudicarte una idea no te hace el dueño de la idea, muy en el fondo donde no existe el reconocimiento mediático, sabes que tu capacidad se limita a copiar. Por lo que deberías evaluar qué hacer con tu ejercicio profesional, eso ayuda para mejorar en cualquier ámbito de la existencia del ser humano.

Todos lo hacen: Lastimosamente sí, pero no por eso debes robarle la oportunidad de crear a tu cerebro. La capacidad la tenemos todos, simplemente hay momentos en que la creatividad no ejerce y eso es humano, pero con algo de esfuerzo todo es posible inclusive un artículo sobre tu ejercicio profesional.

Reputación: Que te reconozcan, no significa que te conozcan. Escribir un blog, ser un influencer, un YouTuber podrán cambiar tu mundo, estoy de acuerdo con eso, pero el mundo es tan pequeño que la fama tiene un pago ingrato mucho más si de entrada te das a conocer como un ladrón de ideas.

Poco talento, poca creatividad: ¿Es en serio? ¿Robar un montón de palabras creando una opinión? El Ctrl + C y el Crtl+ V de seguro es el mejor recurso y talento que tiene Gary, lastimosamente esos comandos tampoco fueron creados por él.

Esfuerzo: La ley del mínimo esfuerzo se está convirtiendo en una religión en el terreno profesional, y esto genera exterminio. Escribir una página a la semana parece poco, pero cuando trabajas 11 horas al día, lo piensas un poco más. Aunque la satisfacción es un premio que solo tú mismo te lo puedes regalar.

Lector de Roastbrief, si llegaste a este punto del presente artículo, te invito a conocer el descaro de este personaje en un artículo creado por uno de los plagiados, aquí.  

Pero más aún, te invito a ejercer tus propias ideas, esfuerzo y confianza en tu propio talento. Sea lo que sea que te comprometas a realizar, hay que hacerlo con dedicación, y si las ideas no vienen tranquilo. Simplemente sal y diviértete quizás solo necesites un aire nuevo. 

Mi consejo para ti es respirar, crear e inspirarte. El camino fácil nunca da buenos resultados, un poco de retos siempre vendrá bien. Inclusive si tratan de robar tus ideas, eso te inspirará.

Imagen cortesía de Shutterstock

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close