Open MKT

Los milagros del marketing de proximidad

La vida marketera está llena de grandes sorpresas y el marketing digital es una de ellas. Siempre se intuyó que el mercadeo digital reemplazaría las estrategias offline y que una nueva era en las técnicas de comercialización cambiaría el mundo para siempre.

Y sí, lo cambio todo pero no reemplazó nada. Es como cuando decían que la televisión reemplazaría la radio y el internet el periódico, hubo fusiones que crearon nuevas herramientas tal como en la teoría de la mediamorfosis de Roger Fidler.

Muy cerca

En el ámbito digital, las estrategias de comercialización no están limitadas como en el mundo offline, por lo que  aspectos como la inmediatez y la posibilidad de medición hacen que la relación con mis clientes y consumidores a través del manejo de información acertada, sea de valor.

El marketing de proximidad, es solo una técnica más que en la actualidad está marcando grandes diferencias en cuanto al manejo de datos, su interpretación y uso. Hoy a través de un clic podemos saber a qué tipo de personas les gusta mi marca y por qué, pero un nuevo dato ha surgido como necesidad en todo este concepto, a parte de mi marca ¿qué intereses tienen las personas que nos consumen?

Estrategia vs técnica

La interacción es lo que realmente importa, el número de seguidores adorna el entorno pero sin engagement no puedes hacer mucho –no algo que funcione-. Así pues, la geolocalización, la implementación de códigos QR y los sistemas móviles son grandes aliados en la búsqueda de ROI.

Podemos decir que el marketing de proximidad busca a tus consumidores físicamente y ejecuta acciones pensadas en su entorno. Si mi público son mujeres y están en la zona capital, será más fácil de dirigirme hacia ellas si las intercepto con mi publicidad poderosa en las inmediaciones de un gran centro comercial o zona social donde sé que ellas estarán reunidas.

All about the data

Datos van y datos y vienen pero pocos los decodifican y casi nadie los usa bien, es la realidad. Lo bueno de segmentar es la variedad de técnicas y herramientas que puedes usar para distribuir tu contenido y así tener mayor alcance.

Servicios como los de EmailMarketing, sms, promos por whatsapp o encartados, la mayoría de las veces surten efecto ante la personalización de la información que les des, por lo que datos extra como su color favorito, con qué partido político simpatizan y si son zurdas o derechas, la estrategia debe tornarse en el aprovechamiento de la interpretación de los datos.

Éxito asegurado

Yo los usaría en casos específicos, hace poco fui a un festival de cervezas organizado por una emisora radial, los expositores tenían espacios designados y ubicados según la región a la que pertenecían por el tipo de cerveza.

Una especie de marketing de proximidad se dio cuando entregaron folletos diferentes por sexo y edad, sin embargo, el espacio daba para usar tecnología WiFi y enviar según el espacio donde te encuentres, información de ventas cruzadas y promociones y descuentos solo por estar ahí.

En la televisión sería fácil y dinámico. Digamos que los infomerciales que te dicen (por favor leer esto con voz de infomercial) “¿Cansada de tener todo desorganizado?, ¿nunca encuentras lo que buscas en tu bolso?, ¿crees que tu vida no vale nada porque no puedes ser una persona ordenada?”, pues llama ya y llévate el arreglatodo 3000 por un precio de promoción, pero si llamas ya te llevarás otro arreglatodo 3000 en color piel, pues con el marketing de proximidad toda esa palabrería es reemplazada por un código que solo podrás decodificar con tu Smartphone en ese justo momento que transmitan el comercial –llevándote el 2×1 a casa-

Cosas que inquietan

El tema de la eficacia y la seguridad no siempre van de la mano, en este caso la eficacia –en cuanto a retribución- no es tan buena como en la teoría. Los sistemas como el  Bluetooth, el infrarrojo, las apps nativas y hasta ultrasonidos o algo así, no llegan ni al 50% de a quienes debería llegarle.

Mientras que por la seguridad, pues aun como no se ha afianzado la técnica los problemas son los básicos. Intervención de la conexión WiFi pública, exportación de datos “privados”, aceptación de condiciones que básicamente otorgan poderes irracionales al administrador y pare de contar.

¡El futuro es ahora!

Imagen cortesía Shutterstock

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close