Innovación

Digital, un mundo cada vez más viejo

Y es que en realidad es viejo.

No sé porqué seguimos hablando de lo “novedoso” que es, si ya existe hace tanto tiempo y los formatos de publicidad van evolucionando con los días. Lo que no entienden las marcas es que como consumidores, odiamos los banners publicitarios y los pop-ups en cualquier página. Solo nos interesan cuando nosotros mismos buscamos la información.

De hecho, una de las grandes compañías de software a nivel mundial, nos hizo una capacitación sobre un gran sistema que desarrolló y que se está usando hace varios años ya, para segmentar y personalizar el mensaje que recibe cada consumidor, pero el problema es que la tecnología también se equivoca, y muchas veces la embarra mostrándonos publicaciones de sitios a los que entramos solo una vez para averiguarle algo a un amigo, algo que ni siquiera nos interesa.

Por ponerles un ejemplo, uno de los grandes hitos de la humanidad, “la gran inteligencia artificial”, hizo un estudio de mi personalidad y los resultados fueron pésimos. En primer lugar decía que tengo tan solo 6% de alegría en mí y que soy sociable en un 1%. ¿Pueden creerlo? Pero también dice que mi imaginación es salvaje y mi creatividad es del 100%. O sea que soy una creativa triste que no ama a nadie y que es súper conservadora… Sí claro, por lo mucho que me importaría casarme y tener hijos. ¡No, gracias!

Según los perfiles de personalidad que el software maneja, soy “reservada”. Irónico, en realidad. Las personas que trabajan en el software, que de por sí está respaldado por 60 años de trabajo de sociólogos, sicólogos y antropólogos a nivel mundial, lo único que hacían era defender su “creación”. Para mí resultó ser genial para analizar datos que no están organizados y para ahorrarnos tiempo a los humanos en tareas largas y tediosas, y en descubrimientos que podrían salvar nuestras vidas; pero no para “metérseme” en el rancho a decir quien soy, habiendo analizado tan solo 300 palabras que escribí. Es tan malo el resultado que mis amigos de una vez gritaron ¡esa no eres tú! ¡Eso es mentira! Y lo es.

Esto me hace pensar que quizá nosotros mismos somos los que hacemos avejentar las cosas, gracias a los retrocesos y a pensar en lo “tecnológicas” que son unas luces de neón. ¿Cómo es posible que el desarrollo de esa “inteligencia artificial” lleve 60 años de evolución, y digamos que es algo nuevo?

No hay nada nuevo, solo la evolución de cosas que han sido pensadas desde que la humanidad empezó a pensar. ¡Basta de decir que lo digital es nuevo!, lo digital es otro medio más que a la vez tiene más medios que van surgiendo de locas ideas que ya se tenían y que nadie veía.

¡Feliz martes de alteregos!

Imagen cortesía de Shutterstock

Ana María Ávila Suárez

Publicista, redactora, amante de los gatos, metalera y fiel librepensadora. Amo lo que hago y me adapto fácilmente. Tw: @ani_mustaine Inst: @animustaine Behance: anamariaavila.

Sigue a Ana María Ávila Suárez en:

Artículos relacionados

Close
Close