Comunicación

El 2017 en otro ritmo

Este 2016 me costó seguirle el ritmo “a lo nuevo”.  A tal punto, que podría decir que un hobby que he adquirido es el de descargar aplicaciones y tratar de investigarlas y usarlas, para luego olvidarme que existen y se conviertan luego en una ruma de megas sin sentido. También leo artículos sesudos y veo reseñas esperando que el youtuber de turno hable poco y vaya al grano, a la sustancia. Las horas dedicadas a la curiosidad nunca parecieron más insuficientes como este año.

Creo que sacando cuentas, no le puedo seguir el ritmo a los estrenos de Netflix y navegar por Amazon con curiosidad, como con viento a favor es más que nunca un barco sin dirección fija. Un sin rumbo que siempre se disfruta y redirige.

Todo bien entonces con la ansiedad dosificada y  la adrenalina de la curiosidad, pero creo que este 2017 le buscaré mas ritmo a las personas que a las pantallas. Quiero seguir el pulso a todo aquello que a la gente le emociona en segundos, verlos usar y no usar sus teléfonos inteligentes y demás artificios tecnológicos. Quiero ver cómo cuentan sus historias dentro y fuera de Instagram, Snapchat y Facebook. Quiero saber qué piensan y no piensan antes de dar clic o subir el video que acaban de grabar o incluso entender por qué comparten su vida en tiempo real.

Solo sé que este 2016 ya muchas horas se dedicaron al intermediario. Así que con la misma curiosidad, cerraré la laptop y apagaré el smartphone mucho más que en el 2016, para conectarme de manera real con el mundo.

Imagen cortesía de Shutterstock

Manuel Cárdenas Ibérico

Publicista, coleccionista de esquinas y buzo. Curioso de tierra firme y aguas abiertas. Hace 10 años no trabajo, solo me divierto en agencias de publicidad. Hace 4 años abrí la mía y aprendí que comunicar es conjurar www.chaman.pe Sígueme @manuelmega

Sigue a Manuel Cárdenas Ibérico en:

Artículos relacionados

Close
Close