Publicidad

Los diamantes… de Porter

Michael E. Porter, inmerso en el mundo de los negocios dijo una vez que “Las empresas de hoy ya no se ven como soluciones para la sociedad, sino como problemas” algo rudo, pero la realidad es que Porter puso su atención en el entorno social de las compañías desde la competitividad.

Estamos claros que en el mundo creativo la competencia es algo que se huele a millas y que quienes decidan ser parte de ese universo, deben destacarse de entre una marea de “originalidad” y buenas ideas.

¿Sabes de qué hablamos?

El modelo de Porter sirve en pocas palabras, para comprender la posición de algo respecto a su posición global. No es tan complicado como parece.

Dentro de los fundamentos del modelo, la negociación de proveedores y clientes, las amenazas por nuevos productos/servicios o productos sustitutos y la rivalidad competitiva nos ayuda a comprender las cuatro determinantes: 1- Condiciones de la demanda, 2- condiciones de los factores, 3- presencia de industrias de apoyo y 4- las estrategias empresariales, por lo que  traducido al no entendí se explica que “las condiciones de la demanda hace referencia a los productos y servicios de una compañía y las condiciones de los factores se refiere a los recursos con los que cuenta la empresa, como trabajo o recursos naturales”

El sistema de los diamantes

Las cuatro propiedades están conectadas entre sí en una relación dependiente, en el marketing, este modelo favorece a las empresas en lo que respecta a las ventajas competitivas, la misma aporta una forma de conseguir sólidos beneficios sobre la competencia si se aplica correctamente dentro del modelo empresarial por el que se rige la compañía, y a la final ayudará a diferenciar todos los factores anteriormente mencionados.

Este modelo no es mesiánico, más bien debe comprendérsele como un método que parte de la base de que la prosperidad de una empresa (y hasta un país) en uno o varios sectores no se hereda, sino que es creada a partir de valores y actitudes de un conjunto de factores determinantes que son variados, complejos -y difíciles de explicar-.

Pongamos un ejemplo: Los especialistas siempre hacen mención a que si se reduce el impuesto eso estimularía la demanda por parte de los consumidores, que es igual a ventas y a ganancias, ahora, en mi compañía de jugos tropicales 1- los ingredientes (frutas, sabor, color, azúcar) que son productos básicos para la elaboración del mismo, no poseen poder de negociación sobre los precios que tendrán mis productos, por lo que los proveedores son débiles en mi sistema de negocios.

Por su parte, mis clientes 2- (locales de comidas, pequeños abastos, expendedores) sí tienen poder de negociar al ser su principal fuente de ingresos. Conclusión: el poder de compra en ambos casos varía según el poder de negociación y esto incide en el sistema de negocios de mi empresa.

Las 5 fuerzas

Siguiendo en la misma línea pongamos otro ejemplo, esta vez enfocada a las amenazas. ¿Qué es lo difícil de entrar en la industrias de las bebidas?, el posicionamiento de la marca, su imagen, los gastos de publicidad, distribución etc?

Pues mi compañía de jugos tropicales se armó fuertemente y aumenté mi oferta de productos, realicé campañas a nivel  mundial con las mejores agencias publicitarias que me garantizaron clientes leales, tengo inversiones en radio, tv e internet para diferentes países, zonas y culturas, además de ser patrocinante en eventos y actividades recreativas importantes.

Además, adquirí la exclusividad con embotelladoras en todo el mundo, una red de distribución en más de 100 países y mi apoyo a los minoristas, aprovechando mi RSE en países lejanos.

¿Tendré amenazas por nuevos entrantes?, aunque salga la bebida que te prometa la juventud eterna, mis jugos tropicales tienen clientes fieles y leales que preferirían sufrir de diabetes que de inmortalidad.

Siguen las amenazas

¿Alguien dijo productos similares?, yo sé que el agua, el té y los refrescos son peligrosos para mi industria y los factores son infinitos, pero siexpandí mi gama de productos, ya cuento con jugo tropical light, jugo tropical gaseosa, café sabor a jugo tropical y cualquier otra locura que sea bien aceptada por mis clientes, así que la mercancía sustituta no me afecta en gran medida.

¿Y qué si mis jugos tropicales tiene enemigo?, supongamos que “Cocteles tropicales” es mi competencia directa, que vende prácticamente lo mismo que mi empresa y va dirigido al mismo mercado, pues uno de los dos debe ser más o menos costoso, según mis consumidores la calidad entre uno y otro debe diferenciarse y es allí cuando entra la rivalidad competitiva.

Así funciona

Son cinco fuerzas y cuatro propiedades. Las fuerzas determinan el entorno competitivo de la empresa y eso es lo que derivará en su rentabilidad. El poder de negociación de los compradores y los proveedores afectará la capacidad de tu compañía en aumentar los precios y administrar los costos, respectivamente.

Si un producto está disponible en varios proveedores, quien lo necesita tiene poder de negociación sobre el proveedor, pero si solo existe un proveedor entonces es él quien decide ante el cliente. Pasa cuando comparamos servicios y fabricación, ofrecer servicios publicitarios es fácil, más difícil es ofrecer uno de fabricación de material publicitario, la rivalidad de la industria será mayor cuando varias compitan por los mismos clientes y eso influye en los precios y ganancias.

Una herramienta

El secreto de cómo funcionan las empresas procede de su entorno. Este a su vez incide en las estrategias y al final se refleja en los resultados. La importancia de este método radica en saber cómo funcionan las fuerzas de las empresas y comparar las ventajas competitivas de nuestros rivales, analizando los competidores para determinar si estamos trabajando bien o es necesario rediseñar las estrategias actuales.

Si examinamos las amenazas, establecemos barreras para mantenerlos al margen o hacerles frente profesionalmente. En las de ingreso de productos sustitutivos, podemos impedir su reemplazo o competir con ellas directamente.

Mientras que en la negociación, el diseño de acuerdo con proveedores puede permitirnos mantener el control aun cuando nuestro poder de negociación no es total. Y con el de los clientes, darnos cuenta directamente de si podemos mejorar nuestras garantías o beneficios para captar su fidelidad.

Katherine Guaramaco

Licenciada en Comunicación social y periodismo, consultora editorial y echadora de cuentos por siempre. Una vez me dijeron que no podía ser community manager y terminé siendo periodista digital, webmaster, gestora de contenidos y redactora creativa. A esa persona le mando saludos 😀 Para más cuentos: Crónicasdesdemercurio.wordpress.com. Si me los quieres echar a mí: @Katherine_zgs

Sigue a Katherine Guaramaco en:

Artículos relacionados

Close
Close