Marketing

Antes de posicionarte, debes ser visible

Toda naciente empresa o negocio tiene un sueño: ser líder en su mercado o por lo menos ser dueño de un porcentaje significativo de participación. Debido a esto se lee en la visión de estos proyectos emergentes sus ganas de estar “posicionados en la mente de nuestros clientes”. La realidad no podría estar más alejada.

A diferencia de lo que se piensa comúnmente sobre el posicionamiento, este lo que implica es una respuesta rápida por parte de las personas en relación a un determinado producto o servicio. Estar posicionado significa que al preguntarse por una marca de gaseosas, envíos, ventas por internet o red social, la respuesta común en un número considerable de persona será la misma.

Generar este proceso de construcción de marca puede lograrse por 2 vías (que pueden ser transitadas al tiempo) y las cuales distan mucho, normalmente, de las estrategias que crean las nuevas empresas.

El primero de los caminos, el cual no es accesible para muchos, es poseer un fuerte económico potente. Este es el caso de marcas como Jumbo, perteneciente a Cencosud, que corresponde a una línea enorme de supermercados chilena. la cual buscó expandirse a Colombia y en no más de un año todos sabían de su existencia (más allá de si compraban allí o no), todo gracias a la inundación de publicidad masiva que realizó la marca. De forma empírica, las personas no saben cuándo llegó, porque básicamente pareció que siempre hubiera estado.

El segundo camino implica conocer el proceso para posicionarse en la mente de las personas, el cual inicia estableciendo primero dentro de la visión, objetivos y estrategia de la empresa la visualización en el mercado, es decir, lo primero es lograr ser visible. Luego viene el proceso de análisis de interacción con los clientes y la reacción de la competencia.

A partir de este punto es donde se comienzan a tomar las decisiones reales en lo que respecta a conectar de forma profunda con las personas, no pensando desde el inicio que se estará posicionado en un par de años.

Todo requiere un proceso. Esperar que una gran idea por si sola conecte con la mente de las personas no es efectivo y generará grandes pérdidas a largo plazo.

Imagen cortesía Shutterstock

Yheison Giraldo

Publicista. Voy por la vida recopilando lo cotidiano y convirtiéndolo en historia; apasionado de los libros, la escritura y el marketing digital. Me encuentras en Twitter como @YDGiraldo

Sigue a Yheison Giraldo en:

Artículos relacionados

Close
Close