Creatividad

Aprendizaje generativo

“La capacidad de aprender puede llegar a ser nuestra única ventaja competitiva” 

Aries de Geus

La diferencia entre el genio y el erudito es poca; sólo que el genio es capaz de obtener pensamientos sistémicos que procuran soluciones prácticas, mientras que el erudito, mantiene el statu quo con las normas sociales, barreras del aprendizaje generativo.

En tiempos de hoy, los equipos comerciales deben propender el desarrollo de sus capacidades con la puesta en marcha de modelos mentales sencillos de explicar, fáciles de poner en marcha e impactantes en resultados financieros.

La conexión entre los miembros de trabajo es lenta, pero es sopesada con los rendimientos comerciales. Pueda que el equipo no sea magnífico desde el principio, pero es perfectible con el tiempo y genera secuelas extraordinarias en sus conductas.

Practicar una disciplina es diferente a emular un modelo de aprendizaje para la supervivencia mercantil. Existen dos tipos de aprendizaje: uno adaptativo y otro generativo. El primero se modifica con el pasar del tiempo y es afectado por variables externas. El segundo, aumenta la capacidad creativa y permite que los miembros del equipo puedan llevar al mercado una oferta de valor integral personificada en el recurso humano.

Los dos tipos de aprendizajes son básicos, pero, en ocasiones, nuestra mente nos impide aprender a usarlos de manera correcta. Un ejemplo de ello son los niños. Ellos son intrínsecamente más inquisitivos y aprenden por su cuenta. El método del ensayo y error les permite generar asociatividad entre el concepto de algo y su representación tangible.

A diferencia de ellos, los “adultos” usamos el mismo método para cosas que nos conviene. Una prueba piloto para un producto cuyas características serán evaluadas antes de lanzarlo al mercado. Un sondeo de opinión que denota la imagen personal de un posible político. Un previo análisis etnográfico sobre el comportamiento de cierto grupo poblacional permite evidenciar su decisión de compra, capacidad adquisitiva y recordación de marca.

Infortunadamente, con el paso del tiempo perdemos nuestra sensación intrínseca de conexión con una totalidad más vasta. Percibimos plenamente los mensajes que nos da la gente, pero la capacidad generativa se usa de un modo ineficaz, ya que cada miembro desea imponer su estrategia para sobresalir, poniendo en riesgo el bienestar común de la corporación.

La mayoría de los problemas que enfrenta la humanidad se relacionan con nuestra ineptitud para comprender y manejar los sistemas cada vez más complejos. Ni qué decir del mundo comercial tan cambiante, que expresa simbolismos e insights como “santo y seña” para generar contenido adaptativo a través de un proceso de aprendizaje generativo.

El aprendizaje generativo nos saca de la burbuja en la que nos encontramos y nos lleva a una dimensión en la que exploramos fabulosas herramientas. Estas, usadas en las manos adecuadas, genera soluciones fabulosas. No diré lo que hace si cae en otras manos, porque la idea es dejar que la semilla del aprendizaje nos ayude a crear instrumentos en la consecución de nuestras metas.

Y tú, ¿QUÉ TIPO DE APRENDIZAJE APLICAS CON LA HERRAMIENTA QUE TIENES EN TUS MANOS?

Imagen cortesía Shutterstock

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close