Publicidad

¿Cuándo necesita mi negocio a un abogado?

Leyendo los distintos artículos de Roastbrief me llamó la atención el título del post de Alan Fragoso ¿Cuándo SÍ necesita mi negocio a las redes sociales?, y no pude dejar de preguntarme como podría responder a la pregunta de: ¿cuándo necesita un negocio de un abogado?

El común de la gente asocia la intervención de un abogado a un conflicto presente, seguramente si hiciera esta consulta a gente común responderían que mejor no necesitarlo. Pero no solamente somos útiles los abogados al momento que el problema nos llega. Por el contrario, los buenos abogados de empresas y negocios tienen la experiencia necesaria para anticipar y prevenir.

Entonces hablemos de ¿Cuándo necesito un abogado?

Responder que “lo necesitas en el momento justo”, es una indudable obviedad, pero que nos resulta muy apropiada en esta oportunidad.

Como veremos en el post, según las características del negocio que quieras iniciar o desarrollar la oportunidad de la consulta llega en distintos momentos. Veamos algunos ejemplos:

  • Etapa de Idea:

Tengo pensado iniciar una nueva actividad y me encuentro bajo relación de dependencia. ¿Es fácil mi salida del empleo?; ¿hacemos lo mismo?; ¿voy a desarrollar el mismo proceso?; ¿voy a vender o prestar servicios sobre lo mismo?  ¿Puedo? ¿Cómo, si firmé que no podía?   

Voy a validar mi idea llevando consultas a posibles proveedores y clientes. ¿Son viables y necesarios los acuerdos de confidencialidad? ¿Resulta suficiente entenderme con ellos dentro del marco de la Lealtad Comercial?

abogado 1

  • Etapa inicial:

Es muy común en esta etapa de desarrollo del proyecto no querer distraer dinero en prevenir. Todos los inicios tienen fondos limitados y estás muy enfocado en lanzar para recuperar inversión.

No obstante, si vas a iniciar un negocio que conlleva una marca, o comercializar un producto que requiere de una patente de invención propia, o consultar de la existencia de alguna patente otorgada, es necesario que lo hagas.

  • Etapa de diseño:

Cuando nos imaginamos nuestro negocio o empresa, tal vez la imaginamos funcionando y no resolvimos los pasos formales para la creación. Necesitamos definir la estructura legal corporativa, el tipo de sociedad más adecuada al proyecto.

Si tenemos socios ahora se definirán los participantes en el Proyecto y con qué grado de dedicación e integración, toma de decisiones, tiempo de carencias y permanencia, ingreso de inversores, distribución de ingresos y pérdidas. Son muchos los temas a considerar al momento de definir la estructura conveniente.  

  • Etapa de la puesta en marcha:

Durante esta etapa se da el crecimiento y el desarrollo del negocio o empresa.  Estamos frente a la necesidad de darle un impulso a la comercialización de los productos o servicios ofrecidos, se negocian y elaboran los distintos contratos y acuerdos con inversores, proveedores, y potenciales clientes.   

Aspectos legales vinculados al día a día serán necesarios atender, en materia de derecho societario, comercial, fiscal y laboral, seguramente. Es aquí donde no podemos dejar de recomendarte de forma profesional que tengas a mano un abogado que conozca del sector donde se desarrolla tu proyecto.  

  • Etapa de crecimiento:

Puede que por distintas razones resulte necesaria la entrada de nuevos socios y con ellos la inversión. Independientemente que sean FFF, Business Angels, Venture Capital, Private Equity, Crowdfunding, o cualquier otra forma, las exigencias y formalidades se verán traducidas en diversos contratos o documentos que modificaran la estructura societaria original. 

  • Etapa Final:

Como consecuencia de un desarrollo ordenado del proyecto puede llegar el éxito y con ello los inversores para expandir el mercado, comprar la empresa, fusionarla.

No todos los nuevos emprendimientos perduran, es muy previsible en el mundo emprendedor. Por el contrario, la mayor parte de ellos no lo consiguen, por ello hay que estar preparado para que el cierre del proyecto sea lo menos conflictivo posible. Un cierre ordenado acelera el inicio del nuevo emprendimiento.  

Para que este post llegue a buen puerto vamos a comentar cual es el rol del abogado más conveniente.

El abogado pare empresas y negocios tiene que entender del sector donde está interviniendo para una adecuada asesoría. La dinámica y la velocidad con los que los negocios se desarrollan en mercados competitivos obligan a la intervención del profesional tanto para crear las oportunidades, como a anticiparse a las necesidades de tu cliente.   

Por otro lado, es necesario dejar la falsa creencia que la previsión es un costo. Si llegaste al punto inicial de ser dueño de un negocio o empresa es porque poses cualidades diferentes, mirada diferente.  Sé diferente y preventivo acordá con un buen abogado de negocios.

Nos seguimos leyendo, continua con otro artículo de Roastbrief.

AUTOR

José Antonio Rosa

Abogado de Negocios. Profesor Universitario. Especialista en negocios y empresas tecnológicas. Responsable de la consultoraparaemprendedores.com, nos podes seguir en @CpEmprendedor.

Imagen cortesía de Shutterstock

Colaborador invitado

Colaborador invitado

Sigue a Colaborador invitado en:

Artículos relacionados

Close
Close