Publicidad

Lo que no te mata, te hace crecer

Los que vivimos de la publicidad, en determinadas ocasiones nos la vemos mal, nos la vemos a palitos, y esto puede ser por muchos factores. Menciono algunos:

  • Por falta de motivación.
  • Por liderazgo mal dirigido.
  • Por envidia ajena.
  • Por miedo a emprender.
  • Por impacientes, etc.

En mi carrera como publicista me he topado con todo tipo de genios creativos. Están los Ego-Genios, (categoría creada por mí J ), que son los que lanzan ideas a diestra y siniestra, pero que no saben trabajar en equipo. Están los genios que no saben ser líderes. (De estos hay miles). También los genios que dividen equipos de trabajo, (porque no saben cómo funciona cada quien),  los genios que no saben que son genios, a estos los he denominado los Igno-Genios (estos comenten muchas torpezas estratégicas, pero son los más pilas al momento de innovar) y los genios estrategas (conocí uno que nunca estaba en la agencia por andar de estrategia en estrategia con los clientes, y cuando estaba, solo llegaba a despedir personal y proponer cambios de puestos que por demás, son desastrosos e inútiles).

Están los genios multitask, a estos los he denominado HacenDeTodo-Genios (estos son los más raros de encontrar). Son los que además de talento, tienen disciplina y ética profesional, una especie rara, pero capaz de cambiar el universo publicitario y el ambiente de trabajo.

En fin, nos toparemos con diferentes tipos de genios dentro de las agencias y fuera de ellas, lo importante y vital radica en que aprendamos de ellos lo bueno, lo excelente y lo asertivo para mejorar como profesionales. Y dejemos a un lado lo que no nos hace crecer ni mejorar.

Lo que no te mata, (los desvelos, los cambios, los jefes, los clientes, los estrategas con las características que describí arriba, los ego-genios, entre otros) te hace crecer. En definitiva es así. He sentido varias veces que el mundo publicitario me pesa, y cuando es así, me desahogo escribiendo y leyendo a otros genios que superaron diferentes tipos de conflictos en sus agencias y con sus clientes. Aprender a trabajar con todo tipo de genios hace que crezcamos como personas y como profesionales. Al tener un trato de diario con los diferentes tipos de genios que existen, nos da experiencia y olfato para saber distinguir las respuestas de comunicación de una marca.

Como dijo David Ogilvy: Trabaja duro, emprende, diviértete, haz historia y no piensen en la derrota.

He trabajado duro defendiendo propuestas, creando posibilidades. Me he divertido, he reído y he llorado cuando una idea tiene la capacidad de ponerme la piel chinita. He hecho historia con alguna de mis marcas. Lo que me falta hacer, es emprender. Y no veré el final de mi proyecto, si no lo inicio.

¿Cómo se combina el tiempo con la agencia y con los proyectos personales? Ahí está la clave. Primero, hagamos el tiempo y segundo hagámoslo suceder. Por pequeño que sea, si se le dedica disciplina se verán los frutos.

Un trabajo en una agencia donde uno no es el dueño, no está asegurado. Hoy puedes ser el rey de la orquesta sinfónica de las marcas, mañana tu puesto estará vacante y si no se tiene un proyecto propio que inyecte pasión, tocará comenzar de cero. Es mejor aprender de las situaciones y de gente difícil, porque nos ayuda a  crecer en publicidad y vender. Que de eso se trata.

Imagen cortesía Shutterstock

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close