ComunicaciónCreatividad

9 pasos para estimular tu creatividad

Para que la creatividad pueda llegar a buen puerto es necesario abrirse al encuentro con uno mismo y con los otros. La generación de oportunidades requiere pensamiento creativo. La creación de nuevos valores exige nuevos conceptos. Las oportunidades sólo «caen del cielo» si alguien se lanza a buscarlas. Las ideas generadoras de oportunidades no se encuentran en todas partes, esperando a que alguien las encuentre. Esas ideas deben ser producidas.

Una manera de lograr una buena idea es generar muchas ideas. Producir ideas que sean al mismo tiempo novedosas y valiosas es algo más que hacer un brainstorming. Es un trabajo que requiere tiempo, constancia y práctica; mucha práctica. La responsabilidad que nos incumbe conlleva nutrir y alimentar a nuestra mente para lograr resultados originales y novedosos porque si permanecemos en la rutina y dejamos que las cosas se metan allí naturalmente, nunca vamos a acumular la base de datos tan variada y amplia que necesitamos para tener nuevas ideas.

Una forma de potenciar tu creatividad es facilitar las condiciones para que se de un determinado contexto para que la creatividad fluya, o bien, aprovechar eficazmente las oportunidades que brinda un determinado entorno.

Al momento de «trabajar» con tus habilidades creativas, debes permitirte expresar tus ideas de manera espontánea y, después de un período, cuando la frecuencia de ideas comience a decaer es el momento adecuado para introducir una técnica de estimulación de la creatividad. Para evitar las frases asesinas de la creatividad y no sentirte frustrado, no olvides detectar y redactar el objetivo creativo de forma específica. Tener en claro este punto te será de gran utilizar para conducir tu pensamiento divergente. Pregúntate lo siguiente: ¿cómo podré resolver X tema? o, ¿cómo podré lograr X cosa?. Te ayudará muchísimo para enfocar tu actividad creativa.

Como la creatividad es una habilidad que puede desarrollarse con práctica y dedicación, aprovecho la ocasión para dejarte nueve sugerencias para que puedas activar tu creatividad.

  1. Establece mini metas. Corta tu desafío creativo en bloques o etapas para que puedas avanzar con un sentido mayor de satisfacción y éxito hacia tu reto principal.
  1. Sal a tomar café. Aprovecha esta oportunidad para rebotar tus ideas con otras personas, vincúlate con colegas o gente afín para conocer sus opiniones sobre tu idea. El feedback es valioso y de todo puedas sacar provecho.
  1. Genera un estado de atención relajada. Esto es ideal para no paralizar tu proceso creativo. En vez de pensar todo el día en una idea, desplázala hacia un costado y ponte a hacer otra cosa. Tu mente seguirá trabajando y se encargará que la idea fluya.
  1. Conéctate con tu usuario final. Este tip es sumamente útil si tu desafío creativo está orientado hacia la búsqueda de una idea para un servicio o producto para terceros. Es simple, busca conocer y escuchar activamente a tu usuario final para saber todo de él. Nútrete de su universo y encuentra los insights para que puedas innovar.
  1. Replantea tus preguntas. Frasea de otra forma, dale la vuelta a la formulación de los interrogantes para obtener otro punto de vista del problema. Esta acción también es muy útil para esquivar las frases asesinas de la creatividad.
  1. Ponte restricciones. Sí, sé que suena contradictorio, pero, el hecho de inventar o establecer límites o restricciones a tu creatividad puede llegar a definir mejor el problema a tratar ¡Haz la prueba!
  1. Manos a la obra. Todos, absolutamente todos, nos hemos enamorado de algún proyecto o idea de nuestra autoría. Le damos vueltas y vueltas, estiramos los plazos y siempre pensamos que se puede mejorar. Todo esto está muy bien, pero, déjame decirte que debemos saber aplicar el freno y avanzar hacia terrenos concretos.
  1. Realiza un compromiso público. Aprovecha la presión social para generar o resolver tus ideas o problemas. El hecho de manifestar públicamente tu desafío creativo creará un compromiso frente a tu foro para exponer los avances creativos. Puedes planificar reuniones o conversaciones periódicas para llevar a cabo este punto.
  1. Desarrolla tu confianza creativa. En otras palabras, fortalece tu seguridad en lograr aquello que te propones para incidir en el cambio del mundo que te rodea.

 De pilón: estudios científicos demostraron que la actitud creativa mejora luego de una rica siesta. Ahora ya sabes que decir cuando Morfeo llame a tu puerta.

Imagen cortesía Shutterstock

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close