Publicidad

Art&Copy

Es bien sabido que desde las épocas primitivas en qué la evolución de lo que hoy conocemos como el Homo sapiens, su primer sistema de comunicación fueron las imágenes y en su fascinación por relacionarse aún más entre nosotros, fueron creando lo que hoy conocemos como letras, ese poder increíble donde los humanos han ido experimentado y expresado con las imágenes.

Las palabras son esenciales para la vida, pues detonan en tu cerebro algún tipo de emoción o sensación, cada palabra que lees en el día tiene una importancia, tiene un objetivo, ellas se encuentran en todo lugar, una canción, un libro, un texto, una imagen, una película.

Dedicamos una canción, una frase gloriosa de una película, un artículo informativo. Porque no podemos transmitir lo que deseamos. Todos y cada uno de nosotros nos expresamos con palabras, un sistema de comunicación muy antiguo, que me atrevería a mencionar aún no sabemos dominar.

En contraste a una imagen, que al observarla nos permite viajar más allá que una sola palabra, emite en nosotros una reacción en cada uno de nosotros que provoca un escalofrío al recordar equis momento de nuestra vida, robándonos una sonrisa, ruborizándonos por completo, o simplemente cambiar nuestro estado de ánimo en tres segundos.

¿Qué sería una película sin un guion?  ¿Qué sería el guion sin la imagen? Palabras e imágenes siempre irán acompañadas, no puede existir una sin la otra, ambas son eternas acompañantes de nuestra imaginación y campañas.

¿Pero que hace realmente un Director de Arte y que hace un Redactor Publicitario?

Bueno la  tarea del director de arte consiste en traducir a lenguaje visual los ideales de comunicación. Intervienen factores intangibles como estilo, elección de fotógrafos e ilustradores, que conformarán la identidad visual y estilística de la campaña. Además de saber detectar errores de comunicación susceptibles de llevar a retrasos o a deficiencias de calidad.

Lógicamente un director de arte puede interpretar de una forma diferente las preferencias o necesidades de sus superiores corporativos, pero el diálogo consiste en eso, en hallar los puntos comunes y resolver las diferencias.

Por su parte el Redactor Publicitario debe tener una cualidad máxima, y es la perseverancia y el talento para encontrar la solución al problema y plasmarlo de la forma más ordenada posible para que el público objetivo y el público artémico puedan decodificar el mensaje e interiorizarlo. Donde sus principales tareas es el  desarrollar el concepto para la marca.

La finalidad del trabajo del copywriter es muy amplia, por lo tanto  debe escuchar, analizar, conceptualizar y saber plasmar en diferentes soportes existentes (anuncio de televisión, valla publicitaria, banner en Internet, etc.) o innovar sobre aquellos que no han se han utilizado aún.

Sin embargo, el cambio abrupto de la velocidad con la que nos conectamos hoy, hace un cambio en la generaciones más jóvenes que usan menos letras y más emojis, creando un “modo distinto” de expresarse, regresando a la forma más antigua de expresarnos, imágenes.

Haciendo de esta era un momento ideal y adecuado para resaltar el arte  y la redacción en la publicidad, regresar a las épocas doradas, donde agencias como BBDO, pioneras en crear las duplas al juntar al Arte y al Copy, tenían esto en claro, ya que al leer una palabra lo primero que vez en tu mente es una imagen mental.

Maestros como Leo Burnnet, David Ogilvy, Bill Bernbach, sabían de la importancia de trabajar juntos ya seas que te dedicas al arte o enamorar al mundo con letras, nunca olvides trabajar en equipo.

Imagen cortesía de Shutterstock

Gustavo Yañez
¿Cuando fue la última vez que una plática te cambio la vida?
Curioso, temerario, explorador, creativo digital y copywriter.
Conoceme, platiquemos. Mi Twitter: @GoO_Oz
…Por si alguna vez deseas platicar.  
Sigue a Gustavo Yañez en:

Artículos relacionados

Close
Close