Publicidad

En publicidad siempre son las 10 y 10  

Tal vez no se hayan dado cuenta, pero en toda publicidad de relojes, estos siempre están fijos en las 10 y 10. No solo sucede en anuncios publicitarios sino también en los relojes dispuestos en las vidrieras de los comercios.

Hay algunas teorías bastante disparatadas sobre la razón para que esto sea así. Una de ellas afirma que poner los relojes a esa hora es un homenaje a Abraham Lincoln, John F. Kennedy y Martin Luther King Jr., ya que todos ellos fueron asesinados a esa hora. Sin embargo no es así: a Lincoln le dispararon a las 10:15 de la noche, a Kennedy a las 12:30 del mediodía y a King a las 6 de la tarde.

Otra teoría asegura que exactamente a las 10 y 10 cayó una de las bombas atómicas en Japón durante la Segunda Guerra Mundial, y que los relojes recuerdan a las víctimas. Pero tampoco: la de Hiroshima se arrojó a las 8:15 de la mañana, y la de Nagasaki a las 11:02 AM.

¿Cuál es la razón, entonces? Estética. Aplicada a la comunicación publicitaria. Poner los relojes a las 10:10 aporta varios beneficios:

  • Las manecillas no se superponen, por lo que se pueden ver claramente, incluyendo sus detalles de estilo.
  • La posición es simétrica y esto hace más atractivo al producto (en general la gente prefiere la simetría por sobre la asimetría).
  • La marca está usualmente en el centro del reloj, debajo del número 12. Con las agujas en esa posición, la marca se ve perfectamente y además está encuadrada por las manecillas.
  • Los elementos adicionales del reloj (fecha, agujas secundarias) suelen estar ubicados cerca del 3, el 6 o el 9, por lo que las agujas no los tapan.

 

753048590681

Por último, y no menos importante, las manecillas ubicadas en las 10 y 10 forman una sonrisa. Según la gente de Timex (cuyos relojes marcan exactamente las 10:09:36) antes los relojes marcaban las 8 y veinte, pero de ese modo las agujas formaban una boca malhumorada y por eso se cambió a las 10 y 10. En algunos relojes que tienen la marca debajo, justo arriba del 6, la hora sigue siendo 8:20.

Ahora ya saben por qué en los avisos los relojes siempre marcan esa hora. Y si me disculpan, los dejo porque se me hace tarde.

(Fuentes: Independent, Mental Floss)

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close