Publicidad

¿Me puedo sentar a tu lado? Un publicista a un youtuber

Todavía me sigue sonando extraño que puedas tener “tu canal”. Sí, yo nací en la época en la que prendías la tele y había solo 6 canales analógicos.

Como publicista entendí que el contenido se produce. Éramos y todavía somos varios los involucrados e impetuosos, todo un equipo. Los youtubers me enseñaron luego que la palabra producir puede ser un lastre muy pesado. El contenido también se da y se piensa en el ejercicio de vivir.

Antes tenia clara la línea que separaba el medio y el mensaje. Los youtubers me reafirmaron que se puede ser ambas cosas sin límites. ¿Cuanto valor existe en suscribirte a “su canal”? Aquel canal que decides ver en el futuro y será parte de tu muro, mostrándote distintas perspectivas del mismo mundo.

El youtuber se arma de una cámara, una computadora y una conexión de internet y listo. Sabe que tiene algo que decir y lo dice. No tiene miedo ni compromiso que lo coaccione con una audiencia establecida. No tiene que saber de ROI pero tiene algo que decir, quiere que lo vean y vivir con ello, y de ello. Las marcas no lo contratan, las marcas conectan con él, concuerdan con sus ideas, lo respaldan, le dan un encargo.

Los youtubers siguen apareciendo y seguro es mucho lo que se nos va de las manos. Sin embargo, me gusta pensar que los publicistas ya nos sentamos a su lado para reafirmar que parte de nuestra esencia es reaprender todo, todo el tiempo.

Imagen cortesía de Shutterstock

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close