Publicidad

Sorteo: ¿premiar o interactuar?

Los concursos y sorteos son lo de hoy, es casi imposible no verlos en redes sociales, en el periódico y en la tele. Sé que gran parte de ese auge por el que están pasando es gracias a la figura del community manager, quien se ha encargado de velar por la comunidad digital.

Los sorteos no son nada nuevos, en el mundo offline han sido importantes plataformas en lo que a premiación de fidelización del cliente se refiere, por lo que en el mundo online su éxito sigue haciéndose extensivo.

Promociones, concursos, rifas…

Un sorteo es directamente un regalo que das a tus clientes, lo bueno de estas dinámicas es que puedes incluir e implicar tu marca directamente con los consumidores, ahora bien, es sumamente delicado el tipo, la cantidad y la calidad de lo que sea que vayas a sortear, porque el mismo definirá el tipo de público al que quieres atraer o recompensar –y sé que no quieres equivocarte-.

La mayoría de los sorteos implican el azar, en parte, para prescindir de un jurado o personas que decidan arbitrariamente y así dejárselo todo a la suerte –además que para quien organiza resulta caído del cielo por la poca producción que tiene- ya sea a través de apps o de forma manual, también estás ganando (mucha información).

Marketing online

Dicen que la confianza apesta, pero en este caso es vital para hacer factible una premiación de este estilo, eso lo logramos ofreciendo buenos términos de participación y obviamente, obsequios atractivos que impliquen una retribución a la marca, por ejemplo: Si soy un fotógrafo, me armo un concurso donde la mejor fotografía de alguna temática específica, gana o si soy un centro comercial, quien acumule más consumos se lleva el gran premio y así sucesivamente.

La inclusión de la marca es importante, ya sea que el premio venga de ella o te alíes con otra para ofrecer algo de calidad, sin embargo, si tu público es más bien selecto, tienes la libertad de ofrecer detalles o servicios –como los maquillistas, los asesores, etc-

¿Premiar a los clientes?

Cuando nos preguntamos ¿Cuál es el mejor momento para premiar a los clientes? lógicamente, siempre se piensa que en aniversarios de la marca, en eventos especiales, en campañas de temporada, etc, pero la respuesta la tienen ellos –tu consumidores- no tú.

Cuando estés seguro de que tus consumidores son fieles, es momento de mantenerlos (tal cual como una relación de pareja), es necesario que inviertas y no gastes. ¿Cómo saber eso? Evalúa cuidadosamente la mejor manera de agasajarlos.

Las maneras, técnicas y formas varían, yo digo que no hay nada como abrir una envoltura que venga con lacito, por lo que la personalización del mismo tiene que ser estudiado minuciosamente.

Momento de seriedad

Creo que he redundado mucho respecto a lo delicado que puede ser regalar algo no adecuado, pero dime tú, ¿no te daría mal rollo regalar una tv HD a una anciana ciega?

Tus objetivos deben ir ligados a la rentabilidad de la empresa, de nada sirve que halagues y halagues y todo se quede ahí, para eso debes tener en cuenta el trasfondo de tu sorteo.

Si quieres elevar el nivel de interactividad, motiva a tus clientes a participar masivamente, ya sea con comentarios u opiniones y así tus consumidores participan al mismo tiempo que aumentan tus niveles de engagement. Por otro lado, si lo tuyo es crear una base de datos, la incluir  formularios, encuestas o inscripciones previas te dará una big data sustanciosa para posteriores estrategias.

No olvides fidelizar

A continuación, te regalo una pequeña listilla de maneras en que puedes agradecerle a esos consumidores que siempre te prefieren y son tus mejores evangelizadores.

  • Descuentos: A todos nos gusta sentir que pagamos menos por ser especiales. Unas rebajas se traducen en valorar al comprador e incitarlo a seguir comprando.
  • Cupones: No a todos nos gusta pero es buen incentivo según sea el volumen de compra –a la final mientras más gaste mayor será el cupón para que siga gastando, es la realidad-
  • Regalos: Pero regalos buenos, electrodomésticos, tecnológicos, ropa, joyería. Todo eso según sus consumos.
  • Eventos: ¿A quién no le gusta la exclusividad? Invitar especialmente a los clientes a alguna feria, concierto, stand up, obra teatral, viaje, comidas, que venga por parte de la marca, sin duda mejorará la relación de experiencia que ese cliente particular tiene de ella.
  • Información: Por correo o email de eventos u ofertas de la marca, solo tú y otros clientes fieles lo sabrán.
  • Financiación: El viejo y confiable sistema de apartado es uno. Cuando vas a una tienda y puedes pagar el artículo que elegiste en dos partes, es como música para los oídos de tu bolsillo, ahora imagina a tu consumidor ¿crees que no se sentiría aliviado?

Nunca olvides mantenerlos de tu lado, preocuparte por ellos y hacerlos sentir especial agradeciendo que te han escogido a ti de un millón de marcas más.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close