ArtePublicidad

El poder de la música…

Estudios han determinado que es más probable que un spot tenga éxito si se crea una melodía con patrones que sean fáciles de asimilar por nuestro cerebro, por algo más del 90% de los anuncios publicitarios presentan algún tipo de música, y no como muchos imaginan “se coloca cualquier cosa de fondo”, esos mismos estudios realizados en la universidad de Emory en Atlanta, comprobaron que las canciones de spot más populares provocaron en los sujetos del experimento una gran actividad en dos zonas específicas del cerebro, obviamente las que provocaron menos respuesta en el cerebro de los sujetos fueron las que menos éxito tuvieron.

La música en la publicidad tiene funciones específicas dependiendo de las necesidades o del efecto que se quiera causar en la audiencia, es por ello que se divide en los siguientes tipos:

Música Preexistente:

  • Canciones originales: creada por el autor y usada en la campaña publicitaria sin ningún tipo de modificación.
  • Adaptaciones: canciones que se modifican en función del briefing y de la idea creativa. Lo único necesario es la contratación de los derechos de autor.
  • Covers: imitaciones de canciones originales, son versiones muy parecidas a las creadas por el autor o compositor.
  • Música de librería: canciones que se pueden adquirir libremente, gratuitamente o con un coste muy bajo, pueden pertenecer a archivos de música destinados a producir publicidad u otros tipos de metrajes.

Música Original:

  • Jingle: canciones publicitarias, cuya letra y música están creadas específicamente para un anuncio o campaña.
  • Canción original: son parecidas a los jingles pero en este caso no tienen por qué hablar del producto o hablar de la marca, acá se crea una canción específica que cumpla con los objetivos del briefing,
  • Música genérica: es como un jingle pero sin letra, se compone una melodía específica para la campaña publicitaria.
  • Sound alike: canciones compuestas y creadas para que a oídos del oyente parezcan o recuerden a determinados grupos, cantantes o estilos. No se trata de plagiar, sino de componer una pieza que nos recuerde a ese artista o canción
  • Banda sonora: apoya a las imágenes y da énfasis al mensaje publicitario. No busca que el público recuerde la melodía, sino reforzar el impacto del anuncio.

No esperes usar lo que queda de presupuesto para elegir la música de tu spot, lo ideal es invertir en un experto que te ayude a determinar lo que necesitas, recordemos el gran poder que tiene la música en el cerebro de nuestros espectadores, no lo dejes para el final. J

¡Comenta y comparte!

Imagen cortesía Shutterstock

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close