Televisión

Broadchurch una temporada final, perfectamente devastadora

Muy pocas veces cuando termino de ver una serie, una película o de leer un libro, me quedo en silencio viendo la pantalla de créditos, o la última página de la lectura por varios minutos, llegar a este estado de reflexión, de catarsis, para mi indica que lo que acabo de concluir de ver o leer es en mi personal gusto una verdadera joya. Esto me pasó al terminar la tercera temporada de Broadchurch, tercera temporada que evitó la estridencia, como el resto de la serie, y que puso el punto final de una manera magistral a la serie. Broadchurch es otra de esas pequeñas, pero extraordinarias series inglesas. Cada temporada consta de 8 capítulos.

La primera y segunda temporada se centran en el asesinato de un niño en el ficticio poblado costero de Broadchurch, en cómo lidia la familia con el hecho, los vecinos y los recelos de una pequeña comunidad al interior de la misma, el manejo de las noticias en un pequeño diario local y la detención y juicio que se llevan a cabo para castigar al supuesto responsable.

Todo esto envuelto en la historia de los policías encargados de llevar a cabo las investigaciones del caso; la veterana y residente de Broadchurch, la inspectora Ellie Miller (Olivia Colman) que para su molestia y enojo se ve relegada de un ascenso con la llegada del detective Alec Hardy (David Tennant), que llega como su superior a dirigir la investigación. Lo que no sabe Ellie, es que Hardy no llegó a Broadchurch como un premio a su carrera, sino todo lo contrario. Las mil y una asperezas que deben limar estos dos personajes a lo largo de la primera temporada y media, no los convierte en los mejores amigos, pero sí en dos compañeros tolerantes uno del otro a lo largo del resto de la serie. Al final el carácter afable y pueblerino de Ellie, la hace ser más efusiva y comprensiva que Alec Hardy, quien es un hombre mucho más seco y poco emotivo, incluso con su hija.

En la primera temporada se hace una disección de la forma en que en que un asesinato conmociona a una pequeña comunidad. La descripción de las sospechas, la mirada sobre el vecino, el cuestionarse qué tan bien lo conoces y la fácil salida de señalar al forastero, por más años que tenga viviendo y siendo parte de la comunidad, todo aunado a ese final demoledor al descubrir al culpable, un respetado miembro de la comunidad y un amigo de la familia Lattimer y que afecta directamente también a Ellie Miller. La familia Lattimer; Beth (Jodie Wittaker) la madre del niño asesinado, Mark (Andrew Buchan) el padre y Chloe (Charlotte Beumont) la hermana, tiene que adaptarse a ser el centro de atención de la prensa, pero también a descubrir una serie de secretos, no siempre buenos, al interior de cada uno de los miembros de la familia.

En 2014 la serie ganó los premios BAFTA a la mejor serie dramática del año, la mejor actriz principal Olivia Colman y el mejor actor de reparto David Bradley por su papel de un viejo con esqueletos en el closet que ha intentado por años pasar desapercibido en la comunidad de Broadchurch.

Durante la segunda temporada, que se estrenó dos años después de la primera, vamos a la parte más dolorosa en la vida de los Lattimer, de Ellie y sus hijos, y de una parte de la comunidad al revivir el crimen durante el momento del juicio, Mientras Alec Hardy lidia con sus propios demonios familiares y personales, la serie a lo largo de sus 8 capítulos nos llevará a un nuevo final de temporada devastador y sorpresivo.

Finalmente, la tercera temporada, estrenada de nuevo dos años después del final de la segunda, nos lleva a un nuevo crimen, perverso y siniestro que sacude a la comunidad, pero que también sirve de pretexto para ver como nuestros viejos conocidos; no solo los detectives de la serie, sino los Lattimer, el párroco de la comunidad, la periodista local, han podido o no han podido seguir adelante después del asesinato del hijo de los Lattimer. Beth está ahí para ayudar a víctimas de violación, mientras que Mark parece haberse quedado hundido en un círculo de odio y autocompasión, que sólo lo convierten en un inválido emocional y funcional para él y para esa familia que está alejada de él. Las cosas no son perfectas y cada quien lleva sus traumas y sus heridas en el fondo de su ser o flor de piel, cada quien elige. Pero como personajes de Chejov todos en Broadchurch quedan de una manera u otra devastados.

Broadchurch es una serie brillantemente escrita y actuada, una serie que dentro de la complejidad de las situaciones y de cómo las vidas de los protagonistas son impactadas, no una, ni dos veces por la fuerza de un crimen, también intenta rescatar una parte positiva de los seres humanos aunque sea la invitación de Ellie a Alec a una cerveza en el pub local o la emotiva explosión que Alec Hardy tiene para intentar mantener a su hija cerca, rompiendo con toda la propiedad y sequedad del personaje.

Las heridas, aunque no sanen del todo deben ser superadas para poder mantener la cordura y seguir adelante en la vida, no sólo en el caso de los Lattimer, si no de Trish Winterman (Julie Hesmondhalgh) quien es la víctima de la tercera temporada y que al inicio del primer capítulo se encuentra tan traumada por lo que le acaba de suceder que pareciera ser muda, sorda o incluso una mujer con alguna discapacidad mental, cuando en realidad es todo lo contrario y es ella con esa gran actuación, quien lleva buena parte de la tensión a lo largo de la última temporada.

Broadchurch fue creada por Chris Chibnall, quien ha producido y escrito para series como Dr. Who, Torchwood, Law and Order UK, para ITV, que es la cadena de televisión que ha producido otras series memorables como Downton Abbey, Victoria o la clásica Mr. Bean. La cadena norteamericana Fox compró los derechos para hacer el remake norteamericano al que llamo Gracepoint y como muchas veces les ha sucedido a los canales estadounidenses al comprar series europeas y tropicalizarlas pierden tanto que son un fracaso. Gracepoint solo vivió una temporada a pesar de incluir en su cast a David Tennant en el mismo papel pero con distinto nombre Emmett Carver.

Broadchurch inició en marzo de 2013 y finalizó hace un par de semanas. Chibnall ha declarado que no habrá una cuarta entrega, que la serie termina en el octavo capítulo de la tercera temporada, lo cual, a mi gusto, parece un final perfecto.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close