Marketing

Desastres del Marketing I. McDonald’s

El sitio Cracked.com publicó hace poco una interesante nota sobre “Cinco Desastres del Marketing”. Debido a la fuente casi todos estos ejemplos de desastres son estadounidenses pero igual sirven para ilustrar qué puede salir mal en una campaña, en especial una campaña promocional. Este es el primero de cinco breves artículos, cada uno de los cuales narra uno de estos desastres.

McDonald’s y los Juegos Olímpicos

En 1984, los Juegos Olímpicos se iban a realizar en Estados Unidos, más precisamente en Los Angeles. McDonald’s era uno de los sponsors de los Juegos y lanzó una megapromoción llamada “¡Si los EE.UU. ganan, vos ganás!” Los clientes recibían un cupón con un evento olímpico determinado y si los norteamericanos ganaban oro, plata o bronce, ganaban un Big Mac, papas fritas o una Coca-Cola, dependiendo del color de la medalla.

La última vez que los EE.UU. habían participado en los Juegos había sido en 1976, en Montreal: allí, se habían llevado 94 medallas, 34 de ellas doradas. Aquellos Juegos habían sido dominados por los soviéticos y sus aliados, que obtuvieron 124 medallas en total. Los Juegos de 1980 se habían llevado a cabo en Moscú, y los estadounidenses no participaron en protesta por la intervención soviética en Afganistán. Lo que McDonald’s no pudo predecir es que los soviéticos iban a devolver el favor boicoteando los Juegos de Los Angeles.

¿El resultado? Los norteamericanos se ganaron todo en sus propios Juegos Olímpicos, con un total de 174 medallas. En lugar de los 34 oros que habían ganado en Montreal, en esta ocasión se quedaron con 83. En consecuencia, McDonald’s tuvo que regalar mucha más mercadería que la prevista, incluyendo más del doble de Big Macs. Hasta hubo rumores de que los restaurantes de la cadena se estaban quedando sin Big Macs, algo impensable y catastrófico para la marca. Por suerte para ellos, los Juegos terminaron justo antes de que esto sucediera.

(Fuente: Cracked)

Roberto Patxot

Trabaja en publicidad desde hace más de 30 años, y no tiene ninguna intención de parar. Gran parte de su carrera la realizó en OgilvyOne, donde llegó a ser Director Creativo Regional. Fue jurado en casi todos los festivales publicitarios; ha dado (y da) charlas en varios países de América Latina. Hoy se desempeña como Director Creativo en Ogilvy Argentina, y escribe sobre aquello que le gusta: publicidad, claro, pero también cine, libros, música y otras cuestiones. Padece de una rara versión del Síndrome de Tourette, que lo lleva a compartir con frecuencia chistes tan faltos de gracia como irritantes.

Sigue a Roberto Patxot en:

Artículos relacionados

Close
Close