Comunicación

Palabras en la era de la imagen

No es verdad que el silencio sea ausencia de expresión, tan sólo ausencia de sonidos. El silencio dice muchas cosas, puede hablar. No utiliza un lenguaje articulado, es una lengua anterior a la oral, pero desde el silencio se puede comunicar ideas básica. La imagen es un claro ejemplo. Es un vehículo de comunicación perfectamente válido, pero incompleto, le falta algo, le falta la palabra para que pueda ser comprendido en su totalidad.
El silencio solamente es ausencia de palabras.  Los que escribimos queremos cambiar el silencio total, para llenar esos huecos vacíos, para darles un significado expresado con palabras. Para que aun sin sonido alguno, pueda decirse algo, pero que el mensaje sea más claro y concreto que a través de una imagen, que en solitario puede llevar a la confusión. En una época de un ritmo tan vertiginoso como es esta, la imagen trata de sustituir a la palabra de una forma tan apabullante como confusa y carente de sentido, un icono de whatsapp nunca va a poder expresar las mismas cosas que pueden hacer las palabras, que son un pequeño resquicio, por donde se vislumbra, en ocasiones, todo lo que sucede dentro de nosotros mismos, y que más de una vez son incluso parte de nosotros mismos

Las palabras, que tanto infravaloramos, no solamente son meramente una emisión de sonidos articulados, las palabras son importantes, transmiten un mensaje que va más allá de las mismas palabras que se pronuncian, o que se escriben. Hay veces en las que sólo nos quedan las palabras, a la espera de algo más, para quien las palabras lo son todo, especialmente si son emitidas por ciertas personas, importantes para nosotros. Unas pocas palabras tienen potencial para transformar nuestras vidas.

Está claro que existen muchas formas de expresión para comunicar y comunicarnos. Y la imagen es una de ellas, perfectamente válida, pero nunca por si sola, ni tratando de sustituir a las palabras, algo que dejaría al mensaje a emitir cojo y sin la carga de su significado, sin contenido. La palabra ha sido en el pasado, es ahora,  y seguirá siendo en el futuro una herramienta fundamental para conseguir que nuestra marca o lo que sea diga lo que queremos que diga. Todas las personas del mundo continúan y continuarán expresandose a través de la palabra, un elemento esencial e insustituible.

Imagen cortesía Shutterstock

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close