Cine

De películas hackeadas y fracasos en la pantalla grande

En tiempos del Internet y en la misma semana en que el ataque cibernético con el virus Wanna Cry puso a miles de empresas en jaque, otro grupo o tal vez el mismo, comunicó a la dirección de Disney el robo de una película y amenazó con presentarla por segmentos en Internet si la empresa productora de entretenimiento no paga una recompensa en Bitcoins.

El CEO de Disney Robert Iger hizo el anunció al mismo tiempo que aseguró que la empresa no pagará ninguna cantidad de dinero. Hasta el momento no se ha querido dar a conocer de qué película se trata. Las especulaciones dicen que se trata de Pirates of the Caribbean; Death Men Tell No Tales. Que debe estrenarse el 26 de mayo y otros especulan que la película en cuestión es Cars 3 que se estrena a mediados de junio. El asunto no parece trivial cuando esta solicitud de rescate surge después de una similar hecha a Netflix, que, también se negó a pagar cualquier suma de dinero, los secuestradores hicieron públicos 10 de los 13 capítulos de la nueva temporada de Orange is the New Black que se estrenará el 9 de junio.

El responsable, al menos en el caso de Netflix, es un grupo que se ha autonombrado como Dark Overlord y a través de una cuenta de Twitter, se burló y amenazó a la cadena, a través de la misma red social ha dejado ver la posibilidad de tener producciones de otras cadenas como Fox. Incluso, este grupo asegura tener en su poder más material de Netflix.

En el caso de Disney no se ha querido decir, sí ya se conoce al autor del robo del material y como fue sustraído. Lo que queda claro en el caso de Netflix es que material fue extraído de las computadoras de la casa postproductora.

El problema más allá del tecnológico, que supone actualizar software y cambiar contraseñas, en la escala más básica y un encriptado correcto de los materiales, supone un nuevo reto para los creadores, productores y distribuidores de contenidos, la forma en que tienen de trabajar y sobretodo la manera de compartir en varias etapas de la producción su material, incluso debe plantear variaciones en el modelo de negocio. Ya hace dos años HBO sufrió un problema similar con Games of Thrones, aunque en aquella ocasión el culpable de compartir el material fue un pseudo crítico de televisión al que se le hicieron llegar los primeros cuatro capítulos de la quinta temporada. Hasta el momento las casas productoras se han negado a pagar las recompensas, aunque de acuerdo con las sugerencias del FBI debería ser todo lo contrario, pagar el dinero puede ahorrarles a las empresas enormes dolores de cabeza y sobre todo recuperar sus materiales y archivos.

Por otro lado, aunque Netflix ha desarrollado exitosos modelos de negocio, parecería que por primera vez el nuevo gigante de la producción de entretenimiento sufrió un descalabro. En la proyección en el festival de Cannes de la película, Okja, dirigida por el director coreano Bong Joon Ho y producida por Netflix, el público asistente abucheó el filme de tal manera que la función tuvo que ser suspendida. La crítica acerca de los formatos y lugares de exhibición de una película que inició el director del jurado del Festival este año; Pedro Almodóvar, sólo demuestra la cerrazón mental de ciertos snobs a una realidad que ya los rebasó. Tilda Swinton, actriz en la cinta de Netflix, así le contestó al español: Muchas de las películas que se exhiben en Cannes, no son vistas por la gente en el cine. E hizo referencia a la importancia democrática que representan hoy las plataformas digitales y el acceso cada vez más mayor a ellas.

No deja de llamar mi atención que en el caso de Orange is the New Black, los dos últimos capítulos de la temporada no fueron expuestos por los hackers, bajo el argumento de que los materiales que ellos consiguieron aun no estaban terminados de editar, como no deja de llamar mi atención en el de Disney, el que a menos de una semana de estrenarse la película no se ha vuelto a decir nada, sobre el asunto.

Es muy probable que Okja, tras esta polémica, será un éxito para Netflix en cuanto esté disponible en su plataforma. Es un hecho, también que mucha gente querrá ver Orange is the New Black temporada 5 y la nueva entrega de Piratas del Caribe, todas envueltas en estos escándalos de robo de materiales, ¿no habrá detrás de todo el aparato amarillista de robo de información una estrategia para atraer público a producciones que al final no habrán de resultar tan interesantes, ni atractivas como el halo del robo las puede presentar?

Imagen cortesía Shutterstock

Armando Enríquez Vázquez

Productor de televisión, escritor desde hace más de veinticinco años, columnista en diferentes publicaciones virtuales e impresas. Oriundo y transeúnte de una de las ciudades más pobladas del mundo de la que estoy orgulloso. Mis encuentros y desencuentros con la publicidad se han hecho muchas veces desde el terreno del receptor del mensaje y no del emisor. Me ocupan entre otras cosas el futuro de los medios, el abuso de la palabra creatividad y el desarrollo de contenidos atractivos en diferentes medios.
Sígueme en twitter: @cernicalo

Sigue a Armando Enríquez Vázquez en:

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close