Publicidad

El valor de los errores en la industria

Te encuentras dando un pequeño paseo o navegando por Internet y de pronto ves una campaña o proyecto que tú realizaste con un error que sabes que te van a cobrar. Los fallos en la publicidad son más comunes de lo que quisiéramos aceptar y los hay en todos los tamaños; desde los que ves y te ríes con tus colegas porque a todos se les pasó por completo, hasta los que te dejan un vacío en el estómago donde lo único que quieres hacer es desconectarte de cualquier medio por el cual puedan encontrarte.

Todos los fallos que encontramos a diario en el medio nos recuerdan la importancia de controlar los egos tan evidentes en la industria, porque ni las más grandes agencias se salvan de ellos. Tristemente en las universidades es poco lo que se nos permite equivocarnos, precisamente por los egos que existen y que hacen que los profesores obliguen a los estudiantes a realizar los procesos creativos tal cual lo hacen ellos mismos, sin brindar la posibilidad a los jóvenes de expresar antes su propio pensar, incluso si lo hacen mal, para luego pulirlo como sea necesario. Es así como se gradúan, llegan a una agencia y viven con el temor constante de tomar riesgos y solo es ya en la agencia donde aprenden a las malas que equivocarse es necesario

Los errores enseñan mucho, pero es conocimiento que se paga muy caro; sin embargo, ¿qué sería de nosotros los publicistas si no la hubiésemos #@%&$ en el pasado? si probablemente las estrategias e ideas más grandes que tenemos las hemos pulido perdiendo dinero, haciendo enojar al público y cruzificándonos por no haber visto el error antes de enviar a imprenta, antes de lanzar la campaña o incluso antes de enviar un simple email como me ocurrió a mí, un simple envío masivo que casi me lleva a destruir un evento.

Es en esos momentos donde, al saber que debes poner el contador de “días sin catástrofes” en cero, recuerdas qué son esas situaciones las que te tienen en el lugar que te encuentras, así que siempre recuerda, cuando la #@%&$ piensa que se trata de un nuevo escalón que acabas de subir.

Imagen cortesía Shutterstock

Yheison Giraldo

Publicista. Voy por la vida recopilando lo cotidiano y convirtiéndolo en historia; apasionado de los libros, la escritura y el marketing digital. Me encuentras en Twitter como @YDGiraldo

Sigue a Yheison Giraldo en:

Artículos relacionados

Close
Close