Publicidad

Lo que el primer año se llevó

¿Recuerdas tu primer día de agencia? ¿Qué ropa llevabas puesta? ¿Tu sonrisa? ¿Tu emoción? ¿Tus ganas de romperla y hacer campañas memorables que le dieran la vuelta al mundo? Sí, yo llevaba una camisa roja, de cuadros, una libreta nueva, lápices de todos los colores y una mochila llena, repleta, fuleada de sueños.

A medida fueron avanzando los días, las semanas o los meses, la mochila ya no estaba llena de sueños, muchos se habían ido y los había cambiado por estrés, ansiedad, desesperación y falta de motivación. Es que el primer año en este mundo creativo, no es fácil, la verdad es bastante complicado. Nos enfrentamos con rebotes de campaña, con desvelos, con findes en la agencia, pero más que eso, nos enfrentamos con nosotros mismos. Con nuestros propios miedos, nuestra comodidad, nuestro orgullo.

Por experiencia propia les aseguro que vas a querer tirar la toalla más de una vez. Al menos un par de veces vas a redactar tu carta de renuncia y vas a planear el momento para dársela a tu jefe. También vas a decir, me voy a cambiar de rubro, la Publicidad me desgastó. Yo lo hice, renuncié, tiré la toalla, pero a los meses salí corriendo a buscar de nuevo esa toalla, a lavarla bien y comenzar de nuevo.

Superé el primer año con mucha, muchísima frustración, pero todo eso, valió la pena. Ese odioso primer año me formó como persona, como Creativo y como Redactor. Me enseñó que rendirme o huir, nunca iba a ser la mejor opción y pues, ahora sigo estresado, sigo desvelándome, sigo viviendo algunos fines a la agencia, pero soy más fuerte y a pesar de que me enojo un poco, disfruto hacerlo.

No renunciés, aguantá tu primer año, llorá las veces que sea necesario en el baño, pero volvé a salir, volvé a intentarlo, que las mejores cosas, están a la vuelta de la esquina.

AUTOR

Edgardo David Rivera

De la Universidad me gradué como Mercadólogo y ahora me gano la vida escribiendo en una agencia de Publicidad. No puedo vivir sin Twitter, menos sin el fútbol. A veces pretendo ser imitador de músico y siempre imagino que anoto un gol en la final de un mundial. No tomo café, sueño más de lo que duermo y casi todos mis amigos me dicen El Copynauta. Twitter: @Edavid26

Imagen cortesía Shutterstock

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close