Publicidad

Mamá, voy a estudiar publicidad

“Mamá, voy a estudiar publicidad”. Esa fue la frase que le dije a mi madre por celular cuando decidí pasarme de una carrera completamente tradicional como la Ingeniería Civil a algo que para ella era completamente nuevo: la publicidad. “Te vas a volver como esos creativos que son todos bohemios, te vas a tatuar todo el cuerpo y vas a trasnochar todas las noches…” Esa fue su respuesta; pero a pesar de todos los temores que un cambio tan drástico pudiera generar en ella, termino diciéndome que si eso era lo que yo quería y soñaba, podía contar con ella, con su apoyo y con su amor siempre.

No hay mejor publicista que una madre. Nos persuaden para hacer lo que debemos hacer y así crecer sanos y como buenas personas. Son capaces de quedarse despiertas hasta bien entrada la noche porque al cliente (o sea nosotros) se nos olvidó algún trabajo para la escuela y solo nos acordamos antes de dormir. Siempre encuentran una forma mejor y más barata de resolver cualquier problema que se presente. Son las mejores relacionistas públicas cuando necesitan averiguar dónde estamos porque no contestamos el celular. Manejan nuestros crapichos y deseos más descabellados con una habilidad que cualquier ejecutivo de cuentas envidiaría. Son capaces de decirnos que no, que hay ciertas cosas que no nos convienen, y que es mejor hacer algo diferente. Y más que nada, viven su vida tratando de ayudarnos a hacer nuestros sueños realidad.

Hoy, 4 años después y ya a punto de terminar la universidad, no hay nadie más orgulloso de mi que mi mamá. Ya diferencia entre propaganda y comercial (e inclusive corrige a personas que no lo saben). Aprendió que Pantene y Pantone son dos cosas completamente distintas. Me da una opinión realmente objetiva cuando se la pido, o un cumplido y unas palabras de aliento cuando más las necesito. Tiene la paciencia necesaria para entenderme cuando estoy bloqueado. Y aunque todavía no entienda muy bien a lo que me dedico o lo que tengo que hacer en muchas ocasiones, para ella soy el mejor publicista del mundo, y eso, es gracias a ella.

Gracias totales a la mejor publicista de todas, a ti, mamá.

Feliz día de las madres.

AUTOR

Adolfo Vásconez Escobar

Soy Adolfo, publicista en Medellín. Apasionado por la buena publicidad, la fotografía y el deporte; lleno de sueños por cumplir y de ganas de comerme el mundo de un solo bocado, creo firmemente en que las buenas estrategias no tienen que ser exclusivas de las grandes marcas, siempre hay una idea para cada situación. Redes Sociales:  https://twitter.com/Avasconeze  //  https://www.instagram.com/adolfovas/ // https://es.pinterest.com/adolfovasconez/
Imagen cortesía Shutterstock
Colaborador invitado

Colaborador invitado

Sigue a Colaborador invitado en:

Artículos relacionados

Close
Close