Open MKT

Somos marcas andantes…

Algunas personas no se toman muy en serio esto de tener perfiles en redes sociales, si bien para unos es solo distracción, para otros por el contrario, un perfil social es su carta de presentación ante el mundo. Como dijo Jay Danzie: “Tu sonrisa es tu logo, tu personalidad es tu tarjeta de presentación; como se sienten los demás después de una experiencia contigo es tu marca…”

A través de nuestros perfiles somos capaces de transmitir emociones, de generar experiencias, de persuadir a quienes nos siguen, sugerimos cosas, nos quejamos de otras, publicitamos lo que nos gusta, compartimos lo que hacemos, uff es tanta la información que podemos dar en una publicación. Entonces está más que claro que todo lo que somos, lo que los demás conocen de nosotros y las experiencias que brindamos, nos convierte en nuestra propia marca.

Y tal como una marca comercial, debemos saber elaborar nuestra marca personal, protegerla y transmitirla de manera que nos diferencie del resto, la idea es conseguir éxito tanto en las relaciones profesionales como las sociales. Acá importa mucho tener clara la respuesta a esta pregunta: ¿cómo queremos que el mundo nos vea?, pero mucho cuidado con esto, la idea no es basarnos en mentiras ni en vender espuma, en una marca personal la sinceridad es lo que verdaderamente cuenta.

Lo primero que debemos hacer para darle valor a nuestra marca personal es conocer la opinión que tienen los demás sobre nosotros, atrévanse a consultar a sus seguidores ¿qué les parece nuestro perfil? ¿Cómo nos definirían tomando como referencia nuestra foto? ¿Qué valores se les viene a la mente? ¿Qué sensaciones damos? ¿Qué comunica? ¿Inspira confianza? ¿Valdría la pena cambiar algo? Teniendo eso, nuestros objetivos claros y uniéndolos junto con nuestras fortalezas personales, pondremos en práctica las estrategias para darle vida a nuestra marca personal.

Si necesitas un empujoncito para comenzar lee los siguientes puntos clave:
– Toma como referencia a alguien que admiras.
– No generalices, enfócate en algo.
– Nuestro nombre y título debe ser corto, efectivo y llamativo.
– Si eres un profesional debe ser lo primero que te identifique.
– Buenas fotografías, (una buena imagen es la representación visual más fuerte de nuestra marca personal).
Mostrarse uno como es realmente, sin duda es cosa de valientes…
¡Comenta y comparte!

Imagen cortesía Shutterstock

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close