Publicidad

El Dr. Simi y su llegada al KM.41 en el maratón de la CDMX

Hoy en día organizar un maratón es algo muy complicado debido al número de personas que participan en estos eventos. Los maratones más grandes pueden tener hasta 60,000 participantes. En el caso del Maratón de la Ciudad de México, el evento arrojó una cifra de 40,000 participantes.

El evento al ser tan masivo requiere servicios básicos como organización, cierre de vialidades, vigilancia, auxilios médicos, hidratación, baños, solo por mencionar algunos.

Para que todo esto se pueda financiar, los gobiernos de las ciudades recurren a la búsqueda de patrocinadores, que prácticamente son los que pagan todos estos servicios, y ellos a cambio presentan sus productos, marcas o servicios a los miles de asistentes que acuden a estos eventos.

¿Sin embargo, qué sucede cuando alguien quiere correr con una botarga de una marca que no es patrocinadora?

En el último kilómetro del Maratón de la Ciudad de México, Sergio Jiménez Cancino, un atleta y entrenador de atletismo en la ciudad de Puebla caracterizado con la botarga del “Dr. Simi” se le impidió completar el recorrido ya que representaba una marca ajena a los patrocinadores del Maratón.

Dr simi maratón

A través de Facebook se subió un video en el que se muestra el momento en el que el personaje con un número de corredor era retirado de la competencia.

En el video se escucha a gente que defiende a la botarga y le reclama al personal del evento, que de injusta manera no deja llegar al Dr. Simi a la meta, a menos que se quite la botarga.

Correr con una botarga para Sergio Jiménez Cancino, es algo que lo ha estado haciendo en muchos maratones alrededor del mundo, para ser más exactos Berlín y Tokio.

El problema no es del personal y no quiero realmente hablar de que si estuvo bien o mal hecho, lo que quiero saber es si realmente a los patrocinadores les importa mucho que una botarga, bastante cómica del Dr.Simi cruce la meta del Maratón de CDMX

En lo personal, pienso que no debería de importar ya que el maratón está hecho para que los participantes realicen una actividad física, se diviertan y convivan con amigos y familia.

¿Este objetivo que tiene que ver con los patrocinadores?  Nada, absolutamente nada, dentro de los patrocinadores no vi otra farmacia que pueda quejarse porque llegó una botarga del Dr. Simi a la meta, y los patrocinadores principales, Adidas y Telcel, no tienen nada que ver con una Farmacia de medicamentos similares, por lo tanto si no dejaron terminar al Dr. Simi el maratón de la CDMX, quiere decir que el objetivo no es el que el evento plantea, no es realizar ejercicio y el bienestar de la gente, si no realmente es generar ingresos.

Que lástima que el maratón, un evento familiar tan bonito, no tenga como primer y único objetivo el bienestar de las personas.

Y con esto solo me gustaría terminar, reflexionando y preguntándoles. ¿Qué pasaría si el maratón de la CDMX lo organizara alguna marca deportiva?

AUTOR

Benjamín Férez Taboada

Dueño y encargado del Marketing en Verdelimon, ultramaratonista por puro gusto y catador de Pizzas. Cuando no estoy leyendo o corriendo, seguro estoy jugando Nintendo.
Facebook @verdelimon.digital
[email protected]

Colaborador invitado

Colaborador invitado

Sigue a Colaborador invitado en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Close
Close