Creatividad

Lo recreativo de ser creativo

Ser delantero del Real Madrid, catador profesional de cerveza artesanal, guía de turistas en Machu Picchu o taxista en Las Vegas seguro son profesiones mucho más divertidas que ser creativo publicitario. La diferencia es que siendo creativo, se tiene la oportunidad de, a través de un ejercicio de imaginación, ser todo lo anterior. Pienso que esa parte de nuestra profesión es de las más divertidas y gratificantes. A continuación, algunas otras responsabilidades y características de nuestra noble profesión, que la hacen divertida como pocas.

Código de vestimenta: No hay. Aunque no soy fan del pantalón roto, los pelos parados y los infaltables converse por creer que no es necesario andar con la banderota de “soy creativo” por todos lados, la comodidad de no tener que usar traje es muy valiosa.

Lugares justificados: Claro que hay otras profesiones en las que viajas, pero en pocas puedes iniciar un proyecto escribiendo: “abre cámara y estamos en una hermosa playa”….y si la pegas, hacerlo realidad.

Pelotear: Dícese de la capacidad para no hacerse pelotas. Las sesiones creativas bien llevadas son además de efectivas, muy divertidas y llenas de carcajadas. Y esto no es una trivialización de nuestra chamba, es parte del proceso.

Producir: Antes se filmaba (en negativo de 35 o 16 mm) ahora se graba en digital, pero estar en un foro de grabación con decenas de profesionales dándolo todo para que lo que tú escribiste en una hoja de papel tome forma y vida, es tal vez lo mejor y más divertido de este trabajo.

Innovar: Aunque el concepto aplica a todo y ha estado muy sobrevaluado y mal entendido, tener la oportunidad de encontrar una nueva forma de hacer o de decir, nos da la oportunidad única de influir en el negocio en todas sus dimensiones. Y eso, es un gran privilegio.

Colaborar: De nuevo, en todas las profesiones se colabora –mal haríamos en no hacerlo- pero en la nuestra, la colaboración tiene un sentido de equipo y complicidad distinto. Yo he tenido la oportunidad de colaborar con directores que hacen suya mi idea, y eso logra un resultado el doble de bueno.

Angustiar al departamento de cuentas: Es broma en serio. O, en serio, es broma. La relación entre creativo y cuentas ha sido harto documentada. Solo agregaré que respeto su trabajo, con la mayoría me he llevado muy bien y estoy a su servicio. Pero sí, algunas veces es divertido decirles que todavía no tengo la campaña –aunque si la tenga- para ver como el color desaparece de sus caras y piensan en 13 diferentes formas de matarme.

Las instalaciones: Antes de Google y demás mega empresas donde se privilegia la infraestructura de trabajo, el mobiliario de oficina de creativo era igual al del departamento administrativo de las empresas. Antes de eso, Coca Cola fue una de las primeras compañías en acondicionar espacios lúdicos y relajados en el área creativa.  Ahora, comprobado está que los juegos y muebles de descanso  aumentan la productividad y fortalece las relaciones entre empleados. Por lo mismo, en el espacio de los creativos no debe faltar la mesa de ping pong y el FIFA. Porque el recreo, genera creación.

AUTOR

Ramón Romero

Director creativo fiel creyente del método. Creo que la ejecución depende del concepto y no al revés. Escribo y comparto porque pienso que intercambiar las ideas es hacerlas mejores. Nací en el norte, estudié en occidente y trabajé en el centro. Una vez filmé una foca caminando en reforma.

Colaborador invitado

Colaborador invitado

Sigue a Colaborador invitado en:

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close