Publicidad

6 maneras de superar los filtros anti spam

Aunque el título de esta publicación parezca promesa de político, realmente es posible vencer los filtros anti spam y que nuestros mails lleguen a donde queremos que lleguen; solo necesitamos un poquito de ingenio, creatividad y sobre todo sentido común.

Todos sabemos lo terrible que es pasar horas, días y hasta semanas planificando una campaña de email marketing con todo el empeño y las ganas… y cuando llega el momento de redactar el asunto pasan tres cosas: 1) tenemos tanto para decir pero no sabemos cómo resumirlo, 2) Nos quedamos en blanco buscando la manera de atraer la atención de nuestros suscriptores 3) tus correos jamás van a la carpeta de spam pero tienes una tasa de aperturas baja.

Así funcionan

Existen algunos criterios que los filtros anti spam usan para “depurar” las bandejas de nuestras correos y así enviar nuestra campaña a la fosa o no, entre ellos están las listas negras y blancas, mejor conocidas como aquellas que designan qué correo es adecuado o no (las negras filtran a los spammers, las blancas dan paso a la bandeja de entrada)

También están los análisis de tendencias, los cuales registran nuestras actividades como remitentes y según la frecuencia de envío, historiales, códigos HTML, sanciones, autentificaciones, etc. Evalúan si valemos o no la pena, y de ello se desprende la reputación.

Por su lado, el contenido también es evaluado, eso gracias a los filtros bayesianos, el cálculo de espacios en blanco, las imágenes, listados de palabras clave y la redacción (de esto te comentaré más adelante)

Comienza por lo básico

Una de las cosas que observo -como usuaria- en cuanto tengo mi bandeja llena de correos, es saber de dónde vienen, no es igual recibir mails de personas conocidas o  al menos de dominios estables.

¿No te ha pasado que ves que el correo remitente es algo como: [email protected] y te da un poco de miedito abrirlo?, pues ahí está, como diría mi papá “las apariencias sí importan” y es que si tu dirección de email es: [email protected]  no estás tomando enserio a tu marca. El primer paso es contar con un dominio propio o al menos unificar los nombres corporativos a los servidores de correo electrónico, no es una locura pensar que porque te envían una cotización por email es porque esa empresa de “gestión web” la maneja una sobrinity manager (entiéndase por sobrina o sobrino curioso de algún conocido que dice ser experto en redes sociales sólo por el hecho de saber usar Hootsuite) en lugar de un especialista.

Sé más personal

La idea de tener dominio propio, realmente viene dado a que respondemos mejor a mensajes personalizados y dirigidos a nosotros, no es igual leer en el asunto “compra este jean a mitad de precio” que “Katherine, hemos escogido para ti las mejores oferta en jeans” ¿lo ves?

Si cuentas con un dominio propio y un remitente fácil de identificar, subiste un escalón más en la batalla contra la bandeja de spam.

No te preocupes si eres PYME

Autenticar tu dominio no es algo por qué alarmarse, básicamente lo que debes hacer es activar el DomainKey/DKIM. Los proveedores de servicios de Internet se viven la vida filtrando cosas para evitar a toda costa la propagación del spam en tus bandejas, validar tu correo sería como tener ganada la batalla.

Evita lo obvio

Ojalá existiese una varita para saber por qué algunos mails van a la bandeja de spam y otras no, los filtros que te dije líneas atrás jamás paran y solo la práctica te hará conocer qué cosas hacen que tus mails se desvíen.

Con certeza es imposible saber si hay una palabra, frase o algo específico, pero podemos ser más profesionales y así evitar caer en el spam ¿cómo?, estando muy pendiente de los links que adjuntamos, como te dije hace rato, tener un dominio propio ayuda mucho.

Otro caso muy obvio es con el uso excesivo de signos de exclamación en el asunto, letras en color rojo y frases engañosas que contengan en mayúscula, negrita o serifa las palabras “free, sexo, gratis, clic aquí, sale now, descuento, rebajas, oferta” en el texto.

Sé inteligente

Sabiendo que los filtros jamás descansan, lo ideal es que poco a poco limpiemos nuestra base de datos y la nutramos con direcciones que sí nos funcionen (evitemos comprarlos), seamos equilibrados entre el texto e imágenes y optimicemos los copys y los gráficos.

Como dice Freddie Mercury “Easy come, easy go”, lo que viene fácil, fácil se va, así que cuida mucho tu reputación, muchas veces por querer salir del paso, somos reportados por personas a las que les llega nuestra información pero de plano no les interesa y como nunca nos otorgaron ese permiso, simplemente nos dice ¡bye bye!

Los servidores

Hay muchísimas herramientas de email marketing, tantas como para probarlas y saber cuál es de confiar y cuál no, por lo que si te haces con una que además te ayude a superar filtros y te dé tus acostumbrados reportes, te harás con el trofeo anti spam.

Katherine Guaramaco

Licenciada en Comunicación social y periodismo, consultora editorial y echadora de cuentos por siempre. Una vez me dijeron que no podía ser community manager y terminé siendo periodista digital, webmaster, gestora de contenidos y redactora creativa. A esa persona le mando saludos 😀 Para más cuentos: Crónicasdesdemercurio.wordpress.com. Si me los quieres echar a mí: @Katherine_zgs

Sigue a Katherine Guaramaco en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Close
Close